Tag: digital

¿Te acuerdas de lo que significaba “inversamente proporcional” y “directamente proporcional”?

No te preocupes, yo te lo explico con un par de ejemplos digitales muy reales y muy claritos:

Ejemplo 1:
La velocidad digital es inversamente proporcional al tiempo que respiras, o lo que es lo mismo, mientras la velocidad digital aumenta el tiempo que respiramos disminuye.

Ejemplo 2:
La velocidad digital es directamente proporcional a la sobresaturación de información en nuestras cabezotas, o lo que es lo mismo, mientras la velocidad digital aumenta nuestro cerebro recibe un aumento de información.

Desde MADE queremos reclamar a la querida velocidad digital que nos devuelva un cachito de nuestras vidas, cada día trabajamos, experimentamos, nos especializamos y seguimos renovándonos SIN FRENO, ya que nunca paran de salir actualizaciones, nuevas herramientas de gestión de marketing digital y miles de cosas más con las que no os quiero aburrir en nuestro mundo de la comunicación y la publicidad digital.

Si, necesitas un profesional para que gestione tu marketing en general, digital en particular, o si no deja el resto de tareas de tu empresa, fórmate, experiméntate, comete errores, aprende de ellos, delega el resto de acciones en otras personas y dedícate solamente a esto porque no podrás abarcar mucho más, tienes mucho trabajo por delante.

A todo el tiempo que hemos invertido en saber lo que ya sabemos, y a todos los años que a así a lo tonto llevamos en el sector, debemos sumarle el que tenemos que estar al día de todo lo que acontece para que los resultados de nuestros clientes en marketing digital y en todas las acciones que realizamos (gestión de redes sociales, reputación digital, blogs corporativos…) sean favorables y lleguemos a los objetivos propuestos.

¿Y sabes qué?

Que somos unas enfermas y nos gusta, punto pelota. Y que hemos aprendido a rendir mucho en el horario laboral (con algún extra que otro) y a desconectar mucho más en nuestra vida personal.

¿Y sabes qué?

Que somos unas expertas en optimizar el tiempo al máximo para que las marcas obtengan los mejores resultados, realizando las acciones con mayor eficiencia y si no te lo crees, pues nos llamas y nos pones a prueba.

¿Y sabes qué?

Que encima somos felices y comemos perdices.

Si tu empresa sigue con la misma web que en los 90 y no se mete en #todoeserollodelasredessocialesyelmarketingdigital porque “no sabes de eso” o porque “crees que no lo necesitas”, te acompañamos en el sentimiento, bye bye monada, lo hiciste muy bien en el siglo pasado, ahora puedes formar parte de la historia no digital de este planeta.

Sólo unos cuantos sacrificados como nosotras dejemos de respirar de vez en cuando para mantenernos al día de la velocidad digital y que las marcas y las empresas revivan, crezcan y se hagan notar, por lo que aprovecha que lo mismo un día ya no nos encuentras, y si, habrá otros que harán las mismas cosas, pero jamás como nosotras.

No nos mires, no nos leas, ¡Llámanos!

Si lo que te preguntas, ya seas cliente o profesional, es si está funcionando tu estrategia de redes sociales o si va a funcionar la estrategia que tienes planeada, te cuento un secreto.

Para saber si la estrategia de redes sociales está funcionando, lo esencial es medir y analizar los resultados para poder hacer los cambios necesarios y tomar las mejores decisiones.

Actualmente, casi todas las redes sociales tienen sus herramientas ya sea propias y/o ajenas de analítica, tanto gratuitas como de pago, que nos facilitan las métricas necesarias para facilitar nuestro trabajo de medición y análisis.

Hoy os quiero hablar de Facebook Insights, esta red social cuenta con una herramienta de analítica que nos ofrece gratuitamente y que nos encontramos en todas las páginas que administremos en la parte superior en una pestaña llamada Estadísticas, donde aparece todo el panel general y todos los datos que nos puedan interesar.

Encontramos aquí las siguientes pestañas:

Información general:

Vemos de la parte superior a la inferior, un resumen de la página de la última semana con los siguientes datos:

• Acciones de la página: número de clics en la información de contacto de tu página y el botón de llamada a la acción.
• Visitas a la página: número de veces que las personas vieron tu página y sus secciones.
• Me gusta de la página: número de veces que las personas indicaron que les gusta tu página.
• Alcance: número de personas a las que llegaron tus publicaciones, además de los Me gusta, comentarios y las veces que se ha compartido.
• Interacciones con publicaciones: número de veces que las personas interactúan con las publicaciones mediante me gustas, comentarios o veces compartidas.
• Mensajes: Porcentaje de mensajes que respondiste y tiempo de respuesta promedio.
• Vídeos: número de veces que se reprodujeron tus vídeos.

Además aparecen las últimas promociones realizadas y las últimas publicaciones. Y por último el apartado de páginas en observación donde podemos comparar el rendimiento de nuestra página y nuestras publicaciones con las de otras páginas de Facebook, de la competencia por ejemplo.

Promociones: información de todas las promociones realizadas con datos de alcance, acciones y coste.

Me gusta: total de números de me gusta de la página, y otros datos como número de me gusta nuevos o números de no me gusta, o incluso lugar de donde vienen los me gusta ( página, sugerencias, anuncios…).

Alcance: a cuantas personas hemos alcanzado con las publicaciones y las reacciones, comentarios y veces que se han compartido. Y el alcance total, número de personas a las que se mostró alguna actividad de tu página, como tus publicaciones, publicaciones de otras personas en tu página, anuncios sobre personas a las que les gusta tu página, menciones y visitas.

Visitas a la página: total de visitantes a la página y por secciones y lugar de donde provienen (Facebook, Web, Google…).

Acciones en la página: personas que hicieron clic en diferentes secciones por edad y sexo, país, ciudad, dispositivo…

Publicaciones: información de cuando están conectados tus fans para ver qué días y horas puedes llegar a un mayor número de personas. También te muestra todas las publicaciones realizadas con datos.

Eventos: datos de difusión, interacción, entradas, público…

Vídeos: reproducciones de los vídeos por segundos, vídeos destacados…

Personas: personas a las que les gusta tu página, edades, nacionalidad, sexo… y también nos muestra datos de las personas a las que alcanzamos y su interactuación.

Estadísticas locales: información sobre las personas que están cerca de tu negocio.

Mensajes: te muestra tus conversaciones y nivel de respuesta.

Como veis, todos estos datos son muy importantes para medir y analizar nuestras acciones y poder llegar a cumplir los objetivos marcados en nuestra estrategia de redes sociales.

Llámanos sin ningún compromiso para realizar la gestión de tus redes sociales con una estrategia eficiente, trabajamos en Baleares y península con sede en Ibiza y Madrid.

Los que trabajamos en social media vamos siempre muy rápido a todos lados porque lo valemos o porque nos obligan, eso depende de cada uno… bromas aparte, trabajamos bajo presión, y tenemos que entrenarnos para que nuestro cerebro, nuestros dedos sobre el teclado y nuestro corazón vayan a tope porque si no, no llegamos.

Quien forme parte de la profesión sabe de sobra que se trata de un área que cambia rápido y constantemente y que se convierte en un reto diario, de actualizarse, formarse, estar “al loro” de todas las novedades, estar siempre atento, conectado al mundo virtual e intentando que la vida real exista y no se nos olvide, ideando cosas nuevas, que llamen la atención, redactando, publicando, contestando, supervisando, planificando, cumpliendo objetivos o no….

Lo que mostramos al mundo a través de Internet es puro postureo, porque detrás de ese contenido que tu lees en Facebook y que te gusta tanto, o quizá no te gusta mucho o te parece tan #megachachipirulijuanpelitilla, hay sudores y lágrimas a veces, horas de trabajo, risas, reuniones, videos, risas, fotos, textos hechos una y otra vez, tiempos, risas, ordenadores, tablets o móviles bloqueados que te pierden todo el trabajo, muchos tiempo, risas o lloros y ¡vuelta a empezar! ¡yuju!.

Un social media manager tiene momentos muy satisfactorios, momentos muy divertidos, momentos muy surrealistas y momentos muy “chungos”, no todo es de color de rosa en nuestra vida y profesión y quien diga lo contrario es que no quiere ver la realidad y eso es “mal”, porque nunca estaréis preparados si tenéis que conseguir algún reto complicado, superar alguna mala pasada o controlar alguna crisis de reputación.

Marcas, empresas, colegas de profesión, estudiantes, mamá, cariño, quiero que sepáis que no todo es posible en social media, aunque SI casi todo, que se puede llegar a objetivos si no pierdes la constancia, si trabajas, trabajas y trabajas pero bien, bien no por decir “soy la repera”, si no siendo honestos y poder decir trabajo muy bien y con mi trabajo hago que las marcas y las empresas se beneficien, vendan más, las conozca más gente.

A todos los interesados en el asunto os pido que leáis la siguiente lista de lo que hay que tener claro antes de creer ser un social manager TOP o antes de agobiar a tu agencia de comunicación digital con que no tienes 10.000 fans en Facebook y no estás contento.

Las 5 causas por lo qué las redes sociales no son de color rosa:

1) Para estar bello hay que sufrir. El éxito no llega de la noche a la mañana por crear hashtag molones o por publicar post preciosos o tener un buen plan de social media, la realidad es que hay miles de marcas y empresas que lo hacen bien y para ser un referente hay que trabajar de forma constante y tener paciencia porque quizá no lo logremos en meses (los más suertudos) o en años (siendo realistas).

2) Las redes sociales no sacan a nadie de pobre. Los social media pueden dar un impulso grande a una empresa o marca, sirven como plataforma de venta directa en muchos casos, siempre si hay un buen trabajo detrás. Pero desengañaos todos, lo principal es el impacto que se produce sobre las seguidores, la llamada acción de marca con el objetivo de aumentar las ventas.

3) Quien invierte más “money” gana. En Internet hay mucho contenido, demasiado, por lo que hay veces que hay que invertir en publicidad más de lo que a las marcas y empresas les gustaría para poder estar bien posicionados y por encima de la competencia.

Mensaje a pasados, presentes y futuros clientes: No os quejéis porque haya que invertir en esto y menos a nosotras, escribid a Mark Zuckerberg y le pedís explicaciones.

4) Lo tuyo te parece lo mejor, pero a los demás les da exactamente igual. Para no gastar esfuerzos, lo mejor es centrarse en tus fieles seguidores, aquellos que de verdad valoran lo que públicas, no la panda de pasotas que solamente decidirán hacerte caso cuando ellos quieran.

5) Es más de lo que parece. Los profesionales de social media tenemos que ser muy habilidosos en muchas cosas como escritura, estrategia, organización, creatividad, imagen… hay veces que parece que estar en redes sociales es genial, a muchas personas les encantaría dedicarse a esto porque les encanta subir fotos a su Instagram, twittear a los famosos en plan “grupi” o comentar en Facebook a diestro y siniestro.

Si quieres ser un profesional de social media tendrás que formarte y mucho, no solo te vale un cursito online de gestión de redes sociales, también tendrás que trabajar y mucho porque la experiencia es lo que más te enseña.

Marcas y empresas, si valoráis el trabajo que hay detrás de los social media, vuestros negocios llegarán a buen puerto. ¡De nada!

Una estrategia de marketing digital lleva tiempo y dedicación, no se hace porque sí, sino que se planifica y se hace un paso detrás del otro… ¡No por nada se llama estrategia!

Dependiendo del tiempo que le quieras dedicar, de la amplitud de tu negocio y de tu ambición, pero también de tu presupuesto, elegirás una estrategia más simple o más compleja. Aquí te doy las herramientas más importantes que tienes que usar para empezar la estrategia de marketing digital de tu negocio o marca.

Facebook

Empecemos por el principio. Si tienes un negocio pequeño o una marca que acaba de empezar, Facebook es lo primero en que debes pensar si quieres que te conozca tu público. Porque sabemos que, para algunos, una página web puede ser algo ambicioso y costoso. Y antes que una página web mal hecha o desactualizada, mejor no tener nada. Por eso Facebook es una buena herramienta que, si empiezas en el mundo del marketing digital, es fácil de usar y se considera un buen primer paso para iniciar el contacto con tu público.

Aviso: Una página en Facebook sólo puede seguir a otras páginas, es decir marcas o empresas, y no tiene la opción de seguir a personas en concreto. ¡Para que vayas prevenido!

Twitter

Si aún piensas que Twitter es una red de conversaciones triviales y eventos o noticias diarias superficiales, estás muy equivocado. Twitter se ha vuelto una herramienta esencial para interactuar con tus fans o posibles clientes. En esta red es más fácil conseguir seguidores dentro de tu nicho, y buscar personas que podrían formar parte de tu público objetivo. Es una red en movimiento constante, que se mueve a 100 km por hora, y una vez que la sabes usar, es ahí donde tienes que estar para conversar con tus clientes.

Ahora bien, sé consciente de que si vendes recambios de moto, es muy posible tus potenciales clientes no estén en Twitter y tampoco te van a ir a buscar a través de esta red social, o si, hay que hacer una investigación de mercado previa. Dependiendo de tu sector y de tu público objetivo, Twitter puede ser más o menos útil… ¡Estúdialo bien y considéralo tú mismo!

Instagram

Al igual que twitter, esta red es esencial para algunos y superficial para otros. Un negocio de fontaneros quizás no tenga mucho interés en mostrar la última tubería que ha cambiado. Un hotel o una tienda de joyería, al contrario, debe posicionarse en Instagram para enseñar a su público los productos o servicios que ofrece. Es una manera de atraer clientes a través de imágenes atractivas e ilustrativas. Es muy utilizado en el mundo de la moda, como explicamos en uno de nuestros posts anteriores.

Página web

Es la imagen de tu empresa o negocio en internet así que más te vale tener un look&feel impecable y contenidos interesantes que representen 100% a tu marca. Está claro que supone más trabajo que crear un perfil en una red social, sin embargo, es una herramienta básica para posicionarte en Google (junto con el blog), sin duda el jefe supremo y tu mejor amigo en el mundo del marketing digital.

Blog

Sé muy bien que escribir un blog de forma continua puede volverse un coñazo. Si tengo una empresa de arquitectura, ¿de verdad tengo que escribir un post por semana sobre algo relacionado a la arquitectura? Pues, eso sería suyo, sí. El blog ayuda muchísimo a posicionar tu empresa o tu marca en internet, para que tu página web aparezca en los primeros resultados de búsqueda de Google u otro motor de búsqueda. A Google le gusta la constancia, la calidad y los artículos con enlaces y con contenido relevante con tu negocio. Por ello, un blog es muy necesario.

Ahora bien, aunque un sector te pueda parecer muy estrecho, muchas veces no lo es. Por ejemplo, un blog de arquitectura te abre las puertas del mundo del diseño, de la construcción, de la arquitectura por el mundo, de las tendencias… no solamente se reduce a lo que tú estás haciendo con tu propia marca.

Está claro que estas cuatro o cinco herramientas tienen que ser muy coherentes entre ellas en cuanto al contenido, al diseño, a la imagen de marca y a la manera de hablarle a tu público.

¿Oído cocina?

¡Ah! Por cierto, nosotras somos las mejores para ayudarte a crear una página de ensueño y contar al mundo tu marca a través de unas redes sociales estupendas y un blog.

¿A qué esperas para contactarnos? 😉

Alucino vecino cada vez que escucho a alguien, incluso a algunos que se presentan como expertos en marketing digital, decir que estar en Internet es el futuro, que es el momento de que su empresa esté presente en el mundo 2.0…

– ¿Perdonaaaaaaaaa? (Año 2016, siglo XXI, mundo digital a no poder más y un largo etc, etc, etc), o estoy sufriendo una pérdida auditiva o eres familiar directo del Tyrannosaurus Rex. Un poco más y decides estar en Internet cuando se ha pasado de moda, pero no te apures, nunca es tarde si la dicha es buena.

Desde la era industrial, las empresas se han ido adaptando a cada novedad tecnológica y social, sobre todo desde la llegada de Internet. Cambios rápidos para algunas organizaciones que tuvieron que asimilar desde ese momento que había que tener como mínimo una web, como escaparate de sus productos y servicios al mundo. Y costar, ha costado… que aún hoy, todavía hay empresas que no tienen web o que no renuevan su diseño desde los años 90. ¡Increíble pero cierto!

Y de pronto… llegaron las redes sociales a nuestras vidas, esto sí que vino de forma rápida y drástica, y claro, muchísimas empresas no han tenido el tiempo necesario para adaptarse y cambiar y otras han podido y sabido acomodarse perfectamente convirtiéndose en verdaderas empresas sociales.

Y os preguntaréis:
¿Qué significa ser una empresa social?, ¿es suficiente con tener una serie de perfiles abiertos en las principales redes sociales?

Y yo, que soy muy generosa y muy maja, os contaré que el factor más importante para que una empresa sea social es que los usuarios la perciban como tal, y por supuesto, si cumplen varios requisitos son TOP:

Cambios si, miedos no. El miedo es el mayor freno de la vida, aquí y en Pernambuco. Una empresa que no tiene miedo a los cambios, es una empresa social, pero no basta con adaptarse, si no con estar permanentemente transformándose.
Redes sociales, el pan de cada día. Comunicación sin límites ni barreras entre empresa, clientes, empleados, proveedores, ciudades, pueblos e incluso países. Si no sabes cómo hacerlo, te ayudamos.
Blog para enterarse mejor. Lo motores de búsqueda, o más bien, Mr. Google, nos tiene pìllados por la solapa, por lo que un blog es una herramienta imprescindible para posicionarse, y lo mejor es que es una plataforma clave para que los interesados conozcan más sobre la organización.
Marketing digital = marketing social. Redes sociales como principal canal para crear campañas y desarrollar estrategias de social media marketing.
Open 24 h. Sin horarios, accesible a cualquier persona con el único requisito de tener conexión a Internet.
Más transparente que el agua. Con errores y sin ellos, dando la cara al mundo, así es como se presenta una buena empresa social. Contando y explicando lo que hace, interesándose porque todo este bien y mejore cada día.
Humanizar la marca. Aunque este concepto nos resulte demodé como dice el titular del post, la realidad es que la marca que habla en Internet de tú a tú es la que triunfa, y que sin abandonarla, deja la seriedad corporativa al margen.
Renovarse o morir. Escuchar a los clientes, analizar e innovar es primordial para alcanzar el éxito social de la empresa. No podremos decepcionar a nuestros seguidores y clientes si lo que hacemos es lo que nos piden.

En definitiva: “LO QUE HACES, ES LO QUE ERES”.

La vemos en todas partes y la usamos a diario, pero… ¿de dónde ha salido la arroba?

No sólo su nombre es curioso, ya que su forma gráfica es de lo más interesante.
Pues bien, como casi todo en esta vida, la @ también tiene su origen y una explicación.

La arroba como tal proviene del árabe, “ar-roub” y quiere decir cuarto o cuarta parte.
El símbolo arroba @, se cree que tiene origen en la abreviación que utilizaban los copistas de la Edad Media para escribir la preposición ad. Si tienes que escribir cientos de libros en latín a mano, lo normal es que te acabes inventando un COPY PASTE o algo así de la época.

Pues bien, esto parece ser que es lo que hicieron los espabilados de los copistas. Al tener que transcribir tantas veces la preposición latina ad, unieron ambas letras creando un símbolo gráfico tan bonito como es la @. Como la preposición ad quiere decir “hasta” o “hacia”, se utilizaba mucho en la época y el uso de la @ comenzó a popularizarse.

En las cartas era normal escribir una @ y el nombre de la persona a la que iba dirigida como @PEPITO , “hacia PEPITO”. ¿Te suena? Sí, efectivamente aquí tenemos el que sea posiblemente el tatarabuelo del email.

También como te he explicado antes, la arroba era una unidad de medida, así que también se popularizó su uso gráfico para hacer cuentas comerciales.
Se ha encontrado una carta enviada en 1536 desde Sevilla a Roma por un mercader, donde ya se puede ver el uso de nuestra amiga en citas como “Una @ de vino, que es como 1/3 de barril, vale 70 u 80 ducados…”

En Estados Unidos a la arroba se le llama “at”, que también quiere decir “a” “hacia”, por lo tanto utilizaban la arroba en sustitución de estas preposiciones. Así cuando se inventaron las máquinas de escribir también incluyeron el signo @ y de ahí a los ordenadores.

Y llega el año 1971 y un señor llamado Ray Tomlinson crea el correo electrónico o email. Dándole vueltas pensando qué signo podría utilizar para identificar a las cuentas de correo, no se le pudo ocurrir mejor solución, la arroba.

¿Y sabes cuál fue la primera cuenta de correo electrónico de la historia? tomlinson@bbn-tenexa. Es decir, tom linson en bbn-tenexa, alucinante.

Hoy en día el uso de la @ está en todas partes. Además de usarla en los emails, la usamos en Twitter, Facebook, Instagram y demás redes sociales antes del nombre de usuario, @madetheagency.

Otro uso que tiene es para el lenguaje no sexista. Últimamente en España se está utilizando para no definir un sexo en concreto al escribir sustantivos. Al utilizar la @ ya estás hablando del género masculino y femenino porque parece que la @ contiene la a y la o, como por ejemplo niñ@s. Aunque se utilice incluso en escritos de carácter oficial, la RAE no lo acepta como correcto.

Pues nada amigos, ya sabéis de donde viene la @ y ahora ya os toca a vosotros difundir la palabra 2.0.

Nos leemos en el próximo post. ¡Besos y aplausos!

[:es]La moda, ese mundo que siempre va un paso por delante, inventándose sus propias normas y adelantándonos el futuro… ¿no?

Ese mundillo donde la primera impresión es un todo y el ver y ser visto es un MUST. Ahora piensa, ¿qué red social le va como anillo al dedo? Sí, estaba claro, INSTAGRAM.
Existen varias y poderosas razones para hacer de la moda y esta red social de fotografía el combo perfecto.

Lo primero y principal es la instantaneidad. La velocidad del mundo de la moda es cada vez mayor. Gracias a las tecnologías todo es tendencia en todo el mundo a la misma vez. Y esta velocidad es la misma que encontramos en Instagram. Desde que fuera creada en 2010 hasta la fecha cuenta con 300 millones de usuarios y generan diariamente 2.5 BILLONES de Me Gusta.

Con semejantes números es un filón para promocionarse y además de manera gratuita para las marcas. (Cierto es que desde hace un par de meses se pueden promocionar post).

Sirve como una vía más informal, rápida y directa de mantener una comunicación por parte de las casas de moda con sus seguidores. A través de la fotografía muchas de ellas comparten no sólo sus prendas sino sus inspiraciones diarias.

“Con Instagram consigues separarte de los atributos físicos del producto y te acercas más al marketing de ‘engagement’ [implicación], sitúas a tu marca donde quieres que esté y la vinculas a sensaciones e ideas de una forma muy potente”, explica el creador de la comunidad y el blog instagramers.com.

Debido al boom de la fotografía con los teléfonos móviles y la aparición del concepto “Street Style” esta red social es su plataforma idónea. Es tan sencillo como ir por la calle, sacar el teléfono, capturar ese look o inspiración y compartirlo. Ahora el mundo se ha plagado de “cool hunters” armados con sus teléfonos de última generación en busca del clic perfecto.

Permite dar una visión mucho más mundana de la moda. Antes nos llegaba el resultado final de las campañas o desfiles y todo era perfectamente maravilloso. Modelos con cutis de bebés, desfiles ultra sincronizados y ese halo de exclusividad que sólo podías admirar en revistas o webs de moda.

¡MEEEC! Gracias Instagram por enseñarnos el lado “oscuro”. Vídeos del backstage con todos en pánico y gritando, fotos de las propias modelos poniendo caras raras y con unas ojeras que ni el mismísimo Bettlejuice.

¡Ah! Y otra cosa que ha causado algún que otro despido… ¡los spoilers! La moda no iba a ser menos y en alguna que otra ocasión se ha mostrado y desvelado detalles de colecciones antes de estar terminadas, fichajes estrella antes de ser oficales, etc, a través de esta red.

En fin, que somos cotillas por naturaleza e Instagram el perfecto patio de vecinas.[:]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies