Blog

Aunque muchos piensen que saben muy bien lo que significan las iniciales CM, se siguen teniendo ideas equivocas o incompletas sobre lo que realmente es la profesión de Community Manager.

Primero, mencionemos la confusión que trae la palabra en sí. La lengua española es muy rica, ¿por qué elegimos adoptar la palabra inglesa en lugar de encontrar su equivalente en español? ¿Es que “encargado o responsable de comunidades virtuales o digitales” mola mucho menos? De todos modos, sea en inglés o en español, los términos en sí no nos ayudan mucho a entender su significado. ¿Comunidades virtuales? Humm…

Muchos tendrán esa imagen reductora de que el Community Manager escribe posts en Twitter y Facebook y publica fotos en Instagram. Un trabajo sencillo y divertido, que lo puede hacer cualquiera, pensarán. Pues, en realidad es mucho más que eso.

Empecemos por el principio. Según la AERCO-PSM (Asociación Española de Responsables de Comunidades Online y profesionales de Social Media), que actúa como el órgano de referencia para los CM de España, un Community Manager es “aquella persona encargada o responsable de sostener, acrecentar y, en cierta forma, defender las relaciones de la empresa con sus clientes en el ámbito digital, gracias al conocimiento de las necesidades y los planteamientos estratégicos de la organización y los intereses de los clientes. […]”.

Sigue siendo muy abstracto, ¿verdad? Así que os voy a contar mi opinión sobre esta profesión, la preferida en Made The Agency.

Todo CM tiene por meta la de hacer que la marca venda, a través de las redes sociales. Lo que quiere una empresa son resultados.

Para lograr todo esto, yo, como profesional, tengo que crear relaciones estables y duraderas con mis fans, seguidores, clientes y/o potenciales clientes. Tengo que mejorar la visibilidad de mi marca, hacer que la gente hable de mí, pero también que los usuarios interactúen conmigo. Gran parte de mi trabajo también consiste en entrar en conversaciones con mi “comunidad”.

Así que, crear contenido, ¡claro! Pero no de cualquier forma. Se trata de crear un contenido interesante, y es lo primero y primordial a la hora de publicar. ¿Cómo hacerlo? Pues no es tan fácil como parece.

Un contenido se inventa, se busca, se investiga, se trabaja, se modifica y se hace con amor. Aunque parezca una frase de las más sencillas en Twitter, un Community se la habrá currado y le habrá dado mil vueltas en su cabeza antes de pinchar “enviar”, y la revisará una y otra vez después de haberla enviado, por si las moscas. Eso, en el caso de un buen community, está claro.

La profesión abarca decenas de competencias y por ello lo hace un trabajo tan complejo. Ahora, podríamos escribir páginas sobre esta figura virtual pero bien viva. Os dejo sin embargo con este esbozo, que espero que os habrá aclarado un poco sobre la profesión. Y sí, hablo de profesión de community manager, porque no cualquiera puede desempeñar de una manera eficiente este trabajo.

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies