Category: publicidad

En el anterior post os desvelamos que estamos en la cuarta revolución industrial y sabemos que sois muchos los que os habéis hecho ‘caquita’ al daros cuenta de que seguís en el pleistoceno.

Nos tememos que lo único digital que tenéis algunos en vuestra empresa es una cuenta de correo electrónico. Sinceramente esperamos que en vuestras casas no tengáis que encender una hoguera para hacer la comida.

Pero que no cunda el pánico, todo tiene solución en esta vida.

Y como dicen que nunca es tarde si la dicha es buena (y esta dicha no solo es buena sino necesaria), voy a contarte los primeros pasos para la transformación digital de tu negocio.

Lo primero es saber a qué nos estamos enfrentando. Según su definición: “La Transformación Digital es el proceso por el cual las empresas reorganizan sus métodos de trabajo y estrategias, para obtener más beneficios gracias a la implementación de las nuevas tecnologías.”

¿Estás preparado para salir de tu zona de comodidad para adaptar tu forma de trabajar y de comunicarte con tu equipo y con tus clientes?

Si la respuesta es NO vuelve a casa antes de que se te apague la hoguera y te quedes sin cenar caliente esta noche.

Pero si tu respuesta es “por supuesto”, “vamos a intentarlo”, “¿por qué no?”, o “¡vamos a ver qué pasa!” descubramos los pasos básicos para esta transformación imprescindible de tu negocio.

1. Formación digital del equipo

La implicación de las personas de tu empresa y su actitud será clave para el éxito de esta transformación, ya que supone un gran cambio en la forma de trabajo de todos. Por lo que la formación del equipo será de suma importancia en este proceso.

2. Abrirse a las herramientas digitales

Es el momento de informarse y dejarse asesorar hacia el cambio. Hoy en día todos los procesos de trabajo que realizas en tu empresa se pueden hacer de una forma mucho más rápida y efectiva gracias a la tecnología.

Software para la facturación y contabilidad como Holded, bases de datos digitales de tus clientes (CRM) como Salesforce o Forcemanager, herramientas para la comunicación interna como Skype o Hangout… y por supuesto todas las herramientas de marketing digital para llegar a tus clientes.

¡La tecnología está ahí para ser utilizada! Así que quítate los miedos porque millones de empresas antes que tú ya utilizan estos programas, aplicaciones, herramientas… y no les ha pasado nada!

3. Sitúa tu marca en el mundo digital

Colocar tu negocio en el abismo de Internet puede dar un poco de vértigo al principio, pero como no te queda otra, es mejor hacerlo cuanto antes y con paso firme.

Una vez de que te quitas la venda y los miedos, vas a descubrir que son todo ventajas y nuevas posibilidades. ¡Además de muy divertido! Darte a conocer en Internet, hablar con tus seguidores y clientes, y conocer qué se hace en tu sector, es una experiencia muy enriquecedora.

4. Big Data

He dejado lo último para el final. Es el arca dorada de lo digital, el premio gordo, la cumbre del Everest.

Gracias a la tecnología todos los datos que hasta ahora se nos escapaban a través de métodos convencionales, ahora podemos capturarlos, gestionarlos y procesarlos. Y convertirlo en conocimiento sobre tu empresa, tu equipo, tus clientes y tus productos. El Big Data es Dios y está ahí, omnipresente, esperando a que seas su amigo.

 

Ya está. Parece sencillo pero no lo es, ya que sobre todo es un cambio de mentalidad y de actitud de todo un equipo de trabajo. Pero lo más complicado es dar el paso.

Una vez tomada la decisión de embarcarse en el apasionante mundo digital, déjate asesorar por empresas especializadas para ayudarte en el proceso.

Sabes que puedes contar con MADE The Agency para que tu presencia en Internet esté a la altura de tu negocio.

Y prometemos ser pacientes en estos primeros pasos, hasta el punto de que si ni siquiera tienes un teléfono o correo electrónico para contactarnos, puedes venir a vernos al Puerto Deportivo de Santa Eulalia. En coche o en burro, como prefieras.

¿Está muriendo la publicidad más tradicional?

Llevo todo el día reflexionando acerca de esta pregunta. ¿Está muriendo el marketing tradicional para dar paso exclusivamente a la publicidad en Internet?

A veces estamos tan inmersos en nuestro sector que se nos olvida ampliar la perspectiva y por tanto, tenemos una visión más reducida del panorama completo.

Así que a ver si me ayudáis, y entre todos llegamos a alguna conclusión más consolidada.

1. LA ‘PELA’ ES LA ‘PELA’

 

Esto está claro, ¿no? Invertir en una estrategia de social media sale mucho más rentable que anuncios en prensa, televisión, vallas publicitarias o incluso merchandising.

Con los 10000 euros que puede salirte el alquiler de una valla publicitaria durante un corto periodo tiempo, puedes hacer muchas cosas en los medios sociales.

MARKETING DIGITAL 1 – PUBLICIDAD CONVENCIONAL 0

2. IMPACTAR JUSTO DONDE MÁS QUIERES

 

Aquí, de primeras, sigo barriendo para casa (marketing digital) pero voy a intentar darle una oportunidad a la publi de toda la vida, a ver qué nos sale.

Gracias a todos los datos que regalamos (de forma inconsciente muchas veces), a través de las aplicaciones que utilizamos, estamos súper controlados. Por lo que las diferentes plataformas sociales saben más de nosotros de lo que sospechamos, y por tanto de nuestros clientes.

Impactar directamente en nuestro cliente a través de las redes sociales es mucho más directo ( y económico) que a través de la publicidad convencional.

A no ser que tu producto o servicio sea muy genérico o que el medio que utilices para llegar a tu público objetivo sea muy específico. Como por ejemplo una revista de un tema muy concreto: jardinería, costura.

¿Entonces? ¿Lo dejamos en empate?

Si puedes impactar en tu público de forma muy directa a través de algún medio o canal que sea muy específico y en el que se encuentre tu target, es igual de válida la publicidad tradicional que la digital.

Venga, doy un punto para cada uno.

MARKETING DIGITAL 2 – PUBLICIDAD CONVENCIONAL 1

3. LÍMITES GEOGRÁFICOS

 

‘Cause baby there ain’t no mountain high enough
Ain’t no valley low enough
Ain’t no river wide enough
To keep me from getting to you babe

Es decir: no hay montaña lo suficientemente alta, ni valle lo suficientemente profundo, o río lo suficientemente ancho que nos impida llegar hasta nuestro cliente.

¿Está claro no? En el mundo de Internet no hay límites. Ni geográficos, ni de nacionalidad, ni de idiomas.

Podemos lanzar un mismo mensaje en 10 idiomas con un coste y un trabajo infinitamente menor que si tuviésemos que hacer un anuncio en un medio tradicional.

Pasamos de punto porque aquí hay ganador indudable.

MARKETING DIGITAL 3 – PUBLICIDAD CONVENCIONAL 1

4. MEDIR EL IMPACTO Y LOS RESULTADOS

 

Aquí vienen a apoyar mi teoría Google Analytics, las estadísticas de Facebook y las mil herramientas que existen hoy en día para medir los resultados de cada una de las acciones que hacemos en nuestras plataformas digitales.

¿Y la publicidad convencional? ¿Cómo se mide las personas que han visto tu anuncio en la valla? Y ya no eso, ¿a quién les ha llegado tu mensaje dentro de tu público objetivo?

Así , a simple vista, me parece mucho más complicado. Los medios convencionales tienen también estadísticas sobre su audiencia, pero muy genéricas.

¿Cuántas personas han comprado el periódico en cuestión y cuántas han visto tu anuncio? ¿Cómo han actuado tras verlo? ¿Han ido a tu web, o han utilizado tu anuncio para pintar una habitación o para cubrir una paella? ¡No lo sabes!

Mientras no me demostréis lo contrario le doy otro puntazo a la publicidad digital.

MARKETING DIGITAL 4 – PUBLICIDAD CONVENCIONAL 1

 

Podría seguir enumerando ventajas pero cada vez lo tengo más claro… tenemos ganador.

Mi teoría tras esta breve reflexión:

No creo que muera del todo ( o por el momento) la publicidad tradicional, y por supuesto puede ser un buen complemento a los medios digitales. Pero aquellas empresas que basen su estrategia de marketing en los medios convencionales están abocadas al fracaso.

Señores, podrán regalar caramelos o lápices con el logo de vuestra empresa, pero si estos no redirigen a vuestra web o dan información más detallada sobre vuestra marca, no tiene sentido. O peor aún, si vuestra web es una patata o un tocho infumable, será contraproducente.

¿Por qué no damos un paso más allá, hacia el siglo XXI y abrimos la mente un poco?

Si vuestro público objetivo está en Internet y utiliza las redes sociales, es hora de cambiar lo que se ha hecho siempre y apostar por la comunicación de nuestros días, que guste a todos o no, está en Internet.

Y dicho esto, se aceptan preguntas, aportaciones , reflexiones o replanteamientos a esta teoría.

Ahora que llega la Semana Santa y aparece Jesús en todas las noticias, he tenido una visión celestial. ¿Fue Jesucristo el primer influencer de la historia?

Mucha Dulceida o Justin Bieber, pero aquí quién lo empezó todo fue este Señor, que con su carisma y dotes comunicativas hizo que le siguieran multitud de fans y se convirtió en el primer influenciador de la humanidad.

Con el postureo propio de la época, por supuesto. Su look hipster con barba de un mes y atuendo desaliñado, sin duda fue responsable de lo que vendría después.

Y lo que de verdad le ayudó a llegar tan lejos fueron sus colegas. Doce buenos amigos, con los que además de irse de vinos, tenían interesantes conversaciones sobre la vida, el amor, la amistad… Ellos fueron los predecesores, los que le dieron la fuerza y empuje a su mensaje.

Su mensaje. Eso sí que era potente. Tanto a él como a sus amigos se les daban bien las letras, ¿pero qué digo?, muy bien.

Eran el Claudio Coelho de la época, el Joaquín Sabina, o el Martin Luther King, y no se callaban una.

Frases con poesía, contundencia y con mucho mensaje detrás:

“Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas”. Génesis 1:2 

No existían blogs, ni páginas webs, ni posicionamiento en buscadores… pero estaban siempre inspirados y  escribían sin parar. Y ya se apañarían luego para juntarlo todo en un libro.

Jesucristo marcaba tendencia, sí Señor.  No penséis que hablaban de cosas antiguas o tradiciones ya obsoletas, sino que siempre fueron pioneros en su forma de pensar, unos modernos.

Hasta el punto de que hace unos 2000 años ya estaban intuyendo la que nos vendría encima con la independencia de Cataluña. Y a las pruebas me remito:

“Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes”.
Efesios 6:12

Lo que Jesús decía iba a misa. (Esta gracia es muy buena, reconócelo).

Si había que ayudar al prójimo se la ayudaba sin rechistar, o poner la otra mejilla pues se ponía. Que había que amar a su padre sobre todas las cosas, pues se le amaba también. Y si hubiese existido YouTube en aquella época, el momentazo de cuando resucitó a Lázaro, o multiplicó los panes y los peces en una boda, se hubiera vuelto viral.

Pero como todo gran influencer, detrás del postureo y las legiones de seguidores, la  vida de Jesús no era nada de envidiar. No podía salir a la calle de cualquier forma ni irse de vacaciones tranquilo, cedió su vida y su imagen al personaje que era. Se había convertido en el Hijo de Dios y el Rey de los Judíos, y en este caso la fama y su influencia le costó sangre y lágrimas.

Le costó la vida y se convirtió en leyenda.

Así que cuando quieras explicar a tu abuela qué es esto de los instagrammers, los influencers o los youtubers, ponle el ejemplo de Jesús, que seguro que así lo pilla a la primera.

Tras muchos años trabajando en redes sociales, tengo una cosa clara: “solo el hombre (o el community manager)  tropieza dos veces con la misma piedra”.

Una y otra vez, en todas las redes sociales y en todos los sectores de negocio se cometen los mismos errores, es sorprendente, pero es así. No paro de ver por la red cuentas de empresa que supuestamente gestionan profesionales con un sinfín de errores. Además de desacreditar a nuestro sector y crear mala fama en el oficio, puede dañar mucho a una marca sin que sus propietarios sean conscientes.

Un mal Community Manager te puede arruinar poco a poco

 

Una mala gestión de las redes sociales y por ende, de la reputación online puede ser clave para disminuir las ventas y alimentar una crisis de empresa.

Una buena gestión puede ser clave para mejorar el posicionamiento, captar y fidelizar clientes, te ofrece resultados positivos y está más que comprobado.

Aquí os hago un recopilatorio de lo que muchas veces veo y no creo (y odio personalmente):

  • Seguir a alguien por Twitter y que me llegue un MD / mensaje directo automático: Cero credibilidad. Me da tanta rabia que hay veces que dejo de seguir a la cuenta, me parece Spam total.
  • Que me siga alguien en Twitter y cuando le sigo, se quite automáticamente y ya no me siga. ¿Perdona? Debería existir un botón de denuncia para estos movimientos sucios. Odio que me hagan perder el tiempo porque directamente dejo de seguir a ese usuario y me podía haber ahorrado el trámite.
  • Y hablando de movimientos sucios: cuando veo cuentas de cualquier red social con millones de seguidores y dos tristes me gusta en las publicaciones me muero de risa. ¿De verdad se siguen comprando seguidores?
  • Recibir peticiones de amistad en Instagram porque mi cuenta no es pública. Vamos a ver, si mi cuenta no es pública en la red social de mayor postureo del mundo entero, será porque no quiero tener a seguidores desconocidos viendo mi vida. Si eres una marca y yo como usuario personal te sigo será porque me interesan tus cosas pero las mías a ti ni te van ni te vienen.
  • Odio cuando me dirijo a una empresa a través de una red social por mensaje privado (para no ser mala y no colaborar con una mala reputación online ya que me compadezco de mis colegas de profesión) y no me contestan, pero si les escribo en el muro que lo ve todo el mundo si me contestan. ¿Qué tipo de atención al cliente es esa? Ahí sí que les doy candela….
  • Leer siempre las mismas frases, está bien eso de: si algo funciona sigue usándolo pero una red social que me dice todos los sábados lo mismo…. Estrujad un poco el cerebro por favor, las repeticiones por muy buenas que sean, cansan.
  • Fotos borrosas, diseños caspa, imágenes personales en cuentas profesionales…. No comentaré nada al respecto.

Si contratas a alguien para la gestión de redes sociales que lo haga bien

 

Muchas personas piensan que trabajar de Community Manager significa compartir fotos en redes sociales y pasar el rato. Que se hace todo en cinco minutos y que lo puede hacer cualquiera.

Quizá alguien que no sea profesional haga eso y todo lo que he enumerado más arriba. Pero un profesional como los que puedes encontrar en nuestra agencia no se lo puede permitir por varios motivos:

  1. Porque somos las mejores, bueno y qué.
  2. No nos gusta que nos contraten para ganar dinero y ya. Y no es que no nos guste el dinero ni lo necesitemos, no. Si nos contratan es para hacer un buen trabajo. Que nuestros clientes obtengan resultados: “se tarda lo mismo en hacer algo bien que en hacer algo mal”.
  3. Además de publicar “cosas”, una buena gestión de redes sociales necesita invertir mucho tiempo. Realizar estrategias, campañas, analizar resultados, crear calendario, redactar, traducir, diseñar, fotografiar, pensar ideas. Cuando nos dicen que otra empresa ofrece un presupuesto a mitad de precio que el nuestro siempre pienso que hay 3 opciones:

a) El trabajo que hacen es una mierda pinchada en un palo.

b)Trabajan por amor al arte porque son millonarios y se aburren en su vida.

c)Tienen súper poderes y hacen un buen trabajo en la mitad de tiempo que yo (¿será porque soy rubia?).

d) No han hecho bien las cuentas y su empresa va a quebrar.

  1. Todo lo que hacemos está premeditado, trabajamos sobre una estrategia, con acciones que nos llevan a cumplir un objetivo.
  2. Si pudiéramos tener tiempo para perderlo os aseguro que no sería en las redes sociales de nuestros clientes, somos más de perder el tiempo en una tumbona con un daiquiri helado en la mano.

Tengo que terminar este post. Si quieres saber más nos lo dices en comentarios y yo me sigo despachando agusto en el siguiente.

¿Quién pone el precio a lo que consumimos, contratamos o compramos? (Pregunta de instituto) El precio lo pone el propio mercado: la ley de la oferta y la demanda. O por lo menos eso nos contaron.

Si hay muchos boquerones (mucha oferta), estos serán más económicos que el atún, del que habrá menos oferta. Y probablemente más demanda,  por lo de moda que se ha puesto el tartar últimamente.

Es un ejemplo muy básico y puede que no suceda igual en todos los sectores. Pero de la misma forma que dudarías en comprar un atún a precio de sardina, o un Iphone nuevo por 200 €, deberíamos dudar en contratar un servicio profesional a un precio mucho más reducido que el marcado por el mercado.

Nadie te va a regalar nada por tu cara bonita. Así que cuando encuentres gangas irresistibles… lo mínimo que deberías pensar es “aquí hay gato encerrado”.

Cuando, como cliente, desconocemos el precio de un servicio en el mercado es un poco (un pelín) más complicado. ¿Cuánto vale la hora de un psicólogo o de un fisio? ¿Cuánto vale un empaste, o cambiar las ruedas al coche?

Lo más normal es hacer una pequeña investigación, llamar a tres o cuatro empresas que ofrecen ese servicio y consultar a amigos o familiares.  Y finalmente, te quedas con la que más  confianza te dé, o sea más competitiva a nivel de precio, tenga más experiencia o mejores críticas. Hasta ahí todo normal. ¿No?

El problema  llega cuando aparecen algunas empresas que, con la intención de llevarse parte del pastel, ofrecen un servicio muy por debajo del precio de mercado. Y como insisto en que “nadie regala nada por la cara bonita” esa reducción en el precio se refleja en un… servicio de mierda.

Sí, ya me estoy empezando a cabrear.

Porque si cogiesen un trocito del pastel con las manos limpias, un cuchillo y un platito debajo, me parecería hasta correcto. Pero la realidad es que (para que lo entiendas bien) se están comiendo la tarta con las manos sucias, guarreándola entera y dejándola a la pobre con una pinta asquerosa.

¿Quién va a querer esa tarta ahora, medio destrozada? ¡Nadie! Y es normal…

El cliente que ha contratado estos servicios low cost, en seguida se dará cuenta que está tirando el dinero, y que todo lo que le contaron al principio es puro humo. Vamos, que su nuevo Iphone es una imitación o que la merluza que ha comprado es panga.

¿Resultado? Que tras la mala experiencia comprando Iphone y merluza, probablemente no lo vuelva a comprar más.

En el mundo de la publicidad pasa lo mismo, sumando que estamos bastante fastidiados por el gran intrusismo del sector.

El pastel es grande, pero todo el mundo quiere una parte. Ya sea publicistas, periodista, diseñador, programador, administrativo, fotógrafo, recepcionista, operador de cámara, maquillador, biólogo, modelo, secretaria… Todo vale.

Cuando nuestros posibles clientes nos muestran presupuestos de supuestas agencias de publicidad que ofrecen lo mismo que nosotras pero a precios de risa, nos entran los cuatro males. Es una estafa, de verdad. Nadie puede darte un buen servicio a precios tan por debajo del mercado.

Porque una de dos: su servicio es una basura y te está engañando, o el resto de empresas del sector tenemos cuentas en Panamá a costa de nuestros clientes, un despacho con ventanales enormes y vistas espectaculares, un sofá de terciopelo y un gato persa al lado al que acariciamos lentamente.

Así que no seas ingenuo. Y desconfía de aquellos que te vendan webs como churros,  que te gestionen las redes sociales por cuatro duros, o que te regalen el logo por tu cara bonita.

Y si tienes alguna duda, pregúntanos. Sabes, que nuestras sillas son del Ikea y no somos muy de acariciar gatos.

Hay veces que es difícil ser sincero en un mundo rodeado de mentiras y mentirosos, donde si mientes te tachan de mentiroso pero si dices la verdad eres criticado y penalizado. Pues en publicidad y en el marketing de contenidos también.

No se sabe si fue antes el huevo o la gallina, pero la publicidad es el reflejo de la sociedad, ¿o la sociedad es el reflejo de la publicidad?

Yo soy más de decir la verdad porque lo de las mentiras nunca me ha gustado y siempre me ha parecido ridícula y poco valiente la gente que miente, porque una cosa os voy a decir, se nota  o si no como dice mi madre: ‘se pilla antes a un mentiroso que a un cojo’.  Pues en publicidad y en el marketing de contenidos también.

 

Caso práctico sobre la sinceridad de las marcas

 

Un restaurante que se publicita en diferentes soportes con un claro mensaje: “tenemos la mejor carne del lugar”. (No menciono zona geográfica para que nadie se dé por aludido).

Un día que tienes antojo de carnaza, te viene a la mente ese mensaje publicitario que escuchaste en la radio o leíste en las redes sociales y lías a quien haga falta para ir a probar el producto en sí.

Vas, pides carne, la pruebas y piensas menuda p _ _ a mierda. ¿Esta es la mejor carne del lugar? ¿En serio?

Conclusión: Si tu mensaje crea expectativas que luego no son reales, tu público te va a crear una mala reputación. Cambia de estrategia, o de agencia…

 

Una buena reputación mejor que una mala reputación

 

La publicidad siempre ha tenido mala reputación, entre los humanos al menos. Y seguro que como a muchos colegas de profesión, alguna vez me he visto en la tesitura de ser cuestionada como persona o escuchar comentarios impertinentes cuando me han preguntado: ¿a qué te dedicas? Y yo he contestado: publicista.

Como en todo, y más en la era del consumismo desenfrenado, muchos mensajes, marcas, empresas y mentirosos en general han hecho mucho daño al sector, pero existe la publicidad sincera y transparente.

Y si no, que se lo digan a nuestros clientes.

 

Por encima de todo, siempre queda la honestidad

 

Un marketing de contenidos sincero es la mejor estrategia que puedes tener. Es fundamental ser sinceros en los mensajes y poder ofrecer información que merezca la pena.

Lo ideal (además de no mentir para vender) es documentarse bien, ponerse en el lugar de la persona que va a ver, leer o escuchar tu mensaje y crear contenido original.

Yo siempre tengo la premisa de ir con la verdad por delante, hay veces que no le gusta a la gente, pero como en un chiste que me encanta y con el que me siento muy identificada:

Y en el caso de las marcas nos da una buena clave: a quien no le gusta el mensaje quizá es porque no es su público objetivo. Si no le gusta a nadie ya es otro cantar…

 

Si quieres trabajar con una agencia de publicidad tan buena como las croquetas: somos tu equipo.

Las empresas o se digitalizan o acabarán muriendo. 

 
Es una frase muy tajante para comenzar un post, pero la realidad es así de dura y eso es lo que todavía muchas empresas de Ibiza no han asimilado.

Hoy en día el móvil e Internet forman parte de la vida de un 80% de la población activa. La que consume, la que se informa, la que se mueve y empuja la economía en todos los sectores. Por ese motivo, no tener una buena imagen en Internet o, directamente no tenerla, sólo aboca al fracaso a la larga.

Es cierto que hasta ahora, el buen funcionamiento de los negocios ha hecho que éstos no tengan la necesidad de invertir en publicidad. Pero también es cierto, que la oferta cada vez es mayor, cada vez más personas vienen a la isla y abren locales y negocios con el sueño de vivir en el paraíso.

Los nuevos negocios, tienen muy clara y asumida la importancia de darse a conocer de una manera diferente fuera y dentro de nuestras fronteras, y por tanto, de crear una buena estrategia de marketing digital que llegue al público objetivo.

Un verano 2017 atípico en turismo.

 
Este año, para muchos de los empresarios de la isla ha sido una temporada muy atípica. Conocidas zonas de la isla, antaño siempre llenas de gente y bullicio, han visto como cada vez menos gente acudía por casualidad a sus bares, restaurantes o comercios.

Y eso se debe a que ya no basta con estar en la isla y tener un buen emplazamiento. Ahora los turistas llegan con sus rutas planificadas, con información que han conseguido antes de aterrizar a través de Internet. Por lo tanto, cada vez funciona menos eso de ‘ya preguntaré a algún local’. O estás en Internet y te vendes de la mejor de las formas, o acabas por no existir.

La manera de consumir ha cambiado drásticamente, cuando viajamos a una ciudad y necesitamos un restaurante, un comercio o un servicio lo primero que hacemos es coger el móvil y buscar eso que necesitamos. Antes de preguntar a alguien que pasa por nuestro lado y nos recomienda un lugar, leemos los comentarios de las opiniones de otros usuarios y, en base a eso, allí nos dirigimos o no.

Posicionarse en Internet, tener una buena imagen a través de tu web y demás plataformas, gestionar las redes sociales de forma profesional (repetimos) profesional como canal directo de comunicación con nuestros clientes para informarles de lo que hacemos, de cómo lo hacemos y resolver sus posibles dudas… TODO esto nos hará crear empatía con el cliente y convencerlo de que somos los mejores en lo nuestro y que debe conocernos, visitarnos y repitir el próximo año o que nos recomienden a su entorno.

Así pues, ya no basta con estar en Ibiza, hay que “ponerse guapos” en todos los sentidos, dar un buen servicio, ofrecer un buen producto y tener una imagen en Internet impecable, amable y atractiva. Sólo así conseguiremos fidelizar a nuestros clientes y atraer a nuevos para que nuestro sueño de vivir en el paraíso se siga manteniendo.

Esto es lo que se llama digitalizarse y no llegar tarde, hay que anticiparse para no quedarse sin esa parte del pastel que todos quieren. Está en tu mano, comerte un trocito o directamente quedarte sin nada, digitalizarse o morir, esa es la cuestión.


Si tienes dudas o preguntas respecto a cómo digitalizar tu empresa sin morir en el intento, ponte en contacto con MADE.

 

0

En el mundo digital, que es más veloz que la luz, hay que estar siempre al día. Así que ojo al dato a lo que está por venir.

Esto es lo que dicen ‘los grandes del maketing’ sobre las tendencias del marketing digital en 2018. 

Si París es la pasarela más importante del mundo y desde donde nacen las tendencias de moda para el resto de mortales, las redes sociales son la pasarela del mundo digital en cuanto a la aplicación de tendencias digitales. Muchas vienen pisando fuerte desde hace algún tiempo y otras, que todavía nos suenan de lejos pero que ya están en total funcionamiento, solo falta que lleguen al público general.

Comenzamos mencionando a la inteligencia artificial, ¿os suenan palabras como chatbots, análisis predictivo, motores de recomendación? Todos esto suena a peli de ciencia ficción pero en poco tiempo será nuestro pan de cada día.

Lo utilizaremos en las estrategias de marketing digital aplicado a la nueva tecnología, será una de las herramientas fundamentales.

Otro de las tendencias para el año que viene es el marketing con influencers. Éstos cada vez han ido teniendo mayor protagonismo como prescriptores de marcas sobre todo en los sectores de moda, belleza, viajes y “lifestyle” en general.

Desde MADE opinamos que esto es un boom que se irá porque hay una saturación muy grande. El problema de los influencers llegará a la hora de mostrar un mensaje más natural y fiable para que penetre en el público sin dualidades.

Además, lo que está ocurriendo hoy lleva toda la vida, los influencers son aquellos líderes de opinión / prescriptores que nos ponían de ejemplo en alguna asignatura de la carrera y que se dirigían al mundo desde la televisión, la radio o algún soporte gráfico.

Otro punto importante, que ya está pasando, es que el marketing de contenidos sobre todo estará basado en la imagen; el contenido visual marcará las tendencias en las estrategias de marketing digital. Los usuarios casa vez consumen más contenido visual, corto, conceptual y de consumo muy rápido.

Otro elemento importante es el search voice, cada vez más buscadores utilizarán la voz para encontrar lugares, marcas, empresas etc… Por lo tanto Siri o Alexa van a jugar un papel muy importante y deben tenerse en cuenta dentro de las estrategias de marketing de las empresas.

Y en consonancia con el auge del search voice llega también el audio online, Live Audio, va a ser la nueva manera de comunicarse a través de Facebook para retransmitir en directo. Tendremos que esperar para saber un poco más y contarte.

Y con todo esto el móvil, cada vez más, se convierte en el centro de todo, por ese motivo va a ser la pieza fundamental para llegar a los usuarios. Los dispositivos formarán parte de nuestros hábitos del día a día y, esto influirá en la toma de decisión del consumidor en los puntos de venta, de una manera más amplia y rápida de lo que venimos viviendo hasta ahora.

Así que ahora que sabes lo que hay y está por llegar,  ponte las pilas, porque en este mundo o estás al día o te queda detrás.

¡Nos vemos! 🙂

Entre el 17 y 24 de Junio se ha celebrado en Francia los Oscars de la creatividad a nivel mundial en Publicidad, el Festival Cannes Lions 2017. Nos hemos fijado en cómo han influido las redes sociales. Este festival es la suma de grandes dosis de imaginación en el que los mejores creativos presentan diferentes piezas publicitarias para convencer y atrapar al público más exigente.

Cada año miles de creativos buscan inspiración y una inyección de imaginación. Con el fin de crear una comunicación impactante. Se busca llamar la atención de un público cada vez más conectado pero menos impresionable. Rodeado de miles de impactos publicitarios que no consiguen captar la atención del público.

Premios para la creatividad española

Este año, España ha obtenido 42 galardones o Leones, entre las que destacan las siguientes campañas:

  • Aquí el León de Oro para la categoría de film: “Cuánto. Más allá del dinero”, de MRM//McCann para el Banco Santander:

  • Os mostramos el León de oro en la categoría, Interactive & Dynamic Billboards/Posters “Librería de orgasmos”, de Proximity Madrid para Bijoux Indiscrets:

  • También el León de Bronce en la categoría media & Publications, campaña “No Metro”, de Shackleton Madrid para Sony Pictures España:


 

  • Y no nos olvidamos del León de Plata categoría Entertainment & Leisure para la campaña “Patria”, de Vimema para el Salón Erótico de Barcelona, en la subcategoría de Viral Film:

La actualidad del festival y de la vida

Estas piezas tienen un factor en común y es la forma en la que han llegado al público.

Las redes sociales han jugado un papel fundamental a la hora de crear una rápida difusión de este contenido. Han creado una expectativa, han atraído al espectador para ver la historia completa y han compartido ese contenido.

Ha cambiado la manera de contar historias y los canales para llegar al público, atrás ha quedado aquello de cine, radio y TV. Ahora, lo que de verdad importa, es una comunicación que atraiga al público. Contar una historia que sea lo suficientemente interesante para que vuele por la nube. Hoy es el público el que decide la repercusión que tendrá la campaña, si les gustas te buscarán y difundirán.

La buena comunicación ya no persigue, la buena publicidad se busca y se comparte para llegar al público objetivo al que se dirigen las grandes marcas.

¿Quieres que llevemos a tu marca a ganar un premio en Cannes? =)

Estamos gordos, muy gordos, qué digo, estamos obesos… de información. Tal vez hasta ahora no eras consciente pero tienes una ‘enfermedad’ llamada infoobesidad, provocada por el constante y abusivo bombardeo de información.

Y estamos tan acostumbrados a ella que ni siquiera somos conscientes de sus síntomas. Tenemos tantos impactos al día de información que muchas veces tragamos y tragamos sin pensar y sin darnos cuenta de sus terribles consecuencias.

Pero eso lo dejaremos para otro post, porque hoy quiero contarte cómo dejar de ser un grasiento ‘fast food’ y convertirte en un restaurante con Estrella Michelin.

Amamos a nuestros seguidores, y los queremos sanos, esbeltos y sobre todo que disfruten. Por eso tenemos que cuidarles y darles lo mejor, lo que ellos de verdad se merecen.

¿Qué tenemos que hacer para conseguir una Estrella Michelin en la creación de contenidos?

1. Selección de los productos
Es decir, información de calidad, interesante, relevante. Información que hayamos investigado previamente, que hayamos contrastado con otras fuentes.

2. Creatividad
Los contenidos que ofrezcamos a nuestros seguidores tienen que ser únicos, originales, creativos y que sorprendan. Contenidos que les impacten y quieran compartir.

3. Dominio del punto de cocción y de los sabores
Tienes que cocer, digo conocer ,perfectamente a tu seguidor, saber lo que le gusta, lo que le apasiona, lo que le motiva… ser capaz de saber qué es lo que necesita sin necesidad de que nos lo pida. E incluso hacerle descubrir nuevos mundos (o sabores) que ni él mismo conocía.

4. Relación calidad-precio
Mantén tu alta calidad y creatividad sin pedir mucho a cambio, pero a la vez pidiéndole todo. Me explico, sólo queremos dos sencillas cosas de nuestro seguidor: su fidelidad y su recomendación. Algo bien sencillo para un comensal pero para un restaurante lo es todo.

5. Regularidad
Interactuación constante, respondiendo sus preguntas, informándoles y pidiéndoles feedback, amabilidad, paciencia, conexión… tenemos que estar siempre ahí para ellos cuando nos necesiten.
Parece fácil, ¿verdad? Pues no lo es.

Al igual que obtener una estrella Michelin está sólo al alcance de unos pocos, alcanzar la perfección en la creación de contenidos es casi como llegar al nirvana. Una ardua tarea, precisa y constante, que requiere de contínua reinvención y aprendizaje, pero una vez se llega a llega es sumamente satisfactoria.

Desde Made The Agency proponemos a la guía Michelin para nos incluya como Agencia de Marketing Digital merecedora de una o varias estrellas, y por ello (y por nuestros clientes y seguidores) trabajamos duro cada día tras los fogones.

Ya sabes, si crees que tu marca está a la altura de una Estrella Michelin como la nuestro, contacta con nosotras. Trabajaremos con los mejores productos, encontraremos sabores únicos, y juntos haremos que tus seguidores y futuros clientes lleguen al nirvana.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies