junio 2018

El otro día me preguntaba una amiga por qué sus fotos de Instagram no tenían tantos Me Gusta como antes, si sus seguidores seguían aumentando.

A lo que yo le respondí:

– Ay amiga, ha llegado el nuevo algoritmo de Instagram para complicarnos la vida a todos. Pero tranqui, en el próximo post te voy a contar cómo funciona para que te hagas su amigo y empieces a ver resultados.

Para los que os hayáis quedado pillados con eso del algoritmo, aquí tenéis una definición de Ricardo Peña Marí, profesor de la Facultad de Informática de la Universidad Complutense. “Conjunto de reglas que, aplicada sistemáticamente a unos datos de entrada apropiados, resuelven un problema en un numero finito de pasos elementales”

Así que este post va, no sólo para mi amiga, sino para todos aquellos que tenéis vuestro pequeño proyecto o negocio, y queréis llegar a vuestros seguidores como hacíais antes o incluso llegar a muchos más.

Sin más dilación os cuento cómo han sido los cambios con la aparición del algoritmo en este 2018, y cómo nos afectan en nuestras cuentas de Instagram. Así podrás adaptar tus contenidos a esta nueva pócima mágica para enamorar a Instagram.

¿Te acuerdas cuando te aparecían las publicaciones por orden cronológico? ¡Qué buenos tiempos aquellos!

Desde hace un par de años se nos acabó el chollo y a partir de entonces Instagram quien decide qué aparece en tu muro y qué no. Hasta el punto de que nuestros contenidos actualmente sólo llegan al 10% de nuestros seguidores. Por eso es tan importante saber qué quiere Instagram de nosotros para que nos visualice.

1. INTERACTÚA CON TODO QUISQUI

Lo primero de todo es que tener más o menos likes ya no es tan importante, ahora la clave es la interactuación con tus seguidores. No sólo en tus publicaciones sino también en los Stories. Cuantas más visualizaciones y más comentarios tengas mayor visibilidad tendrá tu página.

2. RAPIDEZ Y PERSONALIZACIÓN

La interactuación es importante, pero también la rapidez y la personalización en las respuestas que das a tus seguidores. Responde a todos los comentarios que te hacen en tus publicaciones, con una hora de margen desde que su publicación. Ah, y no valen respuestas rápidas utilizando emoticonos o tipo “Gracias :)”

3. HASHTAGS MÁS RELEVANTES

Los hashtag tampoco son lo que eran. Antes cuantos más hashtag pusieras (con un límite de 30) llegabas a más personas, pues ya no. La clave ahora es elegir en cada post los cinco hashtag más relevantes y no poner siempre los mismos. Siguen siendo muy importantes para Instagram, pero de forma más selectiva.

¡Y ahora puedes seguir hashtags! Acuérdate de seguir a tus hashtags favoritos para llegar a más público.

4. COMENTARIOS CURRADOS EN OTRAS PÁGINAS

Interactuar con otras cuentas también te da visibilidad. Usando, eso sí, comentarios personalizados y trabajados, en vez del típico comentario genérico alabando una foto.

5. UTILÍZALO TODO

Y finalmente, a Instagram le mola sacar nuevas chorraditas cada poco tiempo. Úsalas.

Es como cuando te hacían un regalo de pequeño, aunque no te hiciera mucha ilusión, jugabas con éste (un rato) como agradecimiento. Pues con Instagram pasa igual, y recompensa a los usuarios que más y mejor utilizan la aplicación y sus nuevas funcionalidades.

Y poco más. Recuerda que si tu cuenta es de un negocio debes convertirla en cuenta comercial. No sólo para que no te penalice Instagram, sino porque tienes acceso a estadísticas interesantes sobre tus publicaciones y tus seguidores.

Pues nada amiga (y amigos) seguid estas indicaciones y ya veréis como pronto empezaréis a notar cambios significativos en el alcance e interactuación de vuestras publicaciones.

Y si no tenéis mucho tiempo para darle el mimo, cuidado y profesionalidad que necesita vuestro proyecto, llamadnos. Aquí estamos MADE The Agency con mucho amor para repartir entre las marcas que quieren crecer y llegar lejos.

Hoy escribo este post para mis colegas de sector.

Muchos días, muchos, nos preguntamos si es rentable la gestión de redes sociales de marcas y empresas, como agencia, como empresa, en estos momentos del panorama publicitario.

Estamos seguras que a la mayoría de compañeras y compañeros de profesión les pasa igual, a los que hacen bien las cosas, a los que venden redes sociales sin sustancia no creo que les pase.

 

Cuando todo empezó

 

Que recuerdos, en aquellos tiempos con realizar una estrategia en Facebook, hacer unas cuantas fotos, unos cuantos diseños y crear los textos perfectos era más que suficiente. No  hacía falta realizar campañas publicitarias (no existía la opción) y todos tus seguidores veían todo lo que publicabas.

Luego vinieron las demás redes, sin las cuales el contenido no se movía, y empezaron a convivir, bien avenidas, con un ritmo rápido pero no frenético. Ahí la estrategia tuvo que aumentar, ahora formaban parte del juego otras plataformas y había que reestructurar los planes de marketing teniendo en cuenta los nuevos factores.

Crecieron muchas y se quedaron por el camino. Las más fuertes, son las que conocemos hoy, no sabemos si mañana seguirán vivas.

Todo se podía llevar de forma controlada, con estar al día de los contenidos que más gustaban y de las corrientes de moda como por ejemplo el ‘año gif’, en el que si no publicabas gifs en tus redes sociales no eras nadie.

Después empezaron a ofrecer la opción de mejorar los perfiles y adaptarlos a un modo más profesional si eras un negocio o marca, diferenciando algunos factores de lo que existía hasta ese momento.

Nuevas funcionalidades para mejorar la experiencia del usuario nos iban presentando, y llegó la opción comercial, una oportunidad para las empresas de realizar publicidad en estas plataformas. Y llegó su cara negativa: si no inviertes no te ve nadie.

Obligatorio, añadir una estrategia de inversión publicitaria.

Y nos movíamos como péndulos. Ahora hay que hacer esto, ahora lo otro, ahora si publicas poco te penalizan, ahora ya no. Ahora fotos, ahora gifs, ahora vídeos, ahora su madre.

Pero todavía te pagaban por tu trabajo, por tu tiempo.

 

Las redes sociales de hoy

 

Ya venimos hablando desde hace tiempo de la nueva era, la nueva revolución industrial que sin darnos cuenta está con nosotros. Y de pronto hay tantas cosas nuevas en las redes sociales que no nos ha dado tiempo a asimilarlas y están explotando.

Nuevas aplicaciones, cada vez más estadísticas y datos para poder dar a los seguidores lo que realmente les gusta, las nuevas tendencias, influencers hasta debajo de las piedras, las amigas de las influencers, su madre.

Muy pocos clientes lo valoran pero gestionar hoy en día las redes sociales es como ir a la guerra desarmada, y encima nunca es suficiente y no es un trabajo que se valore porque no se tiene ni idea de las horas que se invierten.

Si ellos supieran que lo que pagan no equivale a lo que hacemos…

 

La gestión de redes sociales, la buena

 

Contratando la gestión de redes sociales, no se contrata el que alguien se levante y publique cualquier foto bonita con cualquier texto con emoticonos. No.

Primero se realiza un plan de social media con todo lo que implica (estudios previos = TIEMPO), teniendo en cuenta el plan de marketing general de la empresa (+ TIEMPO. Dentro de este plan, se establece una estrategia en función de unos objetivos (+ TIEMPO), y dentro de esta estrategia se planifican acciones (+ TIEMPO)  y además nosotras sumamos las acciones creativas (mucho + TIEMPO).

Después se crea la imagen corporativa de las redes sociales (+ TIEMPO), diseña (+ TIEMPO), rediseña (+ TIEMPO) y lo que haga falta, se crean descripción (+ TIEMPO), se revisan y unifican nombres y se abren cuentas nuevas si es necesario y beneficioso para la marca (+ TIEMPO).

Ok, puesta en marcha realizada. Y aunque más adelante tanto la estrategia como los diseños y descripciones se deben ir renovando, no es un trabajo diario, ahora vamos con el trabajo diario.

Después se crea el calendario de contenidos y se planifica qué tipo de objetivos por meses, semanas o épocas del año vamos a lanzar (+ TIEMPO).

Entrar en cada una de las redes (+ TIEMPO), revisar si nos han hecho comentarios, nos han escrito mensajes o han añadido alguna opción (+ TIEMPO), responder a todos (+ TIEMPO).

Crear los textos, en varios idiomas dependiendo del cliente, los diseños, hacer fotografía, videos, montarlos, hacer cambios para que el cliente esté feliz (+ TIEMPO).

Publicar o programar, revisar que está todo bien hecho, que no faltan letras, que las imágenes no se ven borrosas y que los videos no se paran (+ TIEMPO).

Interactuar con seguidores, crear conversaciones y mantenerlas (+ TIEMPO).

Seguir a posibles clientes (+ TIEMPO).

Compartir contenidos externos que puedan ser interesantes para las comunidades (+ TIEMPO), previa investigación (+ TIEMPO).

Analizar las publicaciones, el público y cambiar estrategia si es necesario (+ TIEMPO).

Estudiar, estar al día de las tendencias, hacer cursos de todo lo nuevo, seguir las actualizaciones de cada plataforma (+ TIEMPO) (+ TIEMPO) (+ TIEMPO) (+ TIEMPO).

Seguro que se me olvida algo, pero es que son tantas cosas que ya hasta me estoy aburriendo de escribir este post (+ TIEMPO) jeje.

 

¿Qué crees que debemos hacer?

  1. Uníos al carro de los que venden redes sociales sin sustancia y ofrecen redes de mierda a precios ridículos. Lo importante es llenar los bolsillos de billetes, que las empresas no obtengan resultados y tiren su dinero os da igual.
  2. Que se retiren porque hacen mucho daño a los profesionales del sector y os dejen trabajar en paz.
  3. Seguir como hasta ahora, haciendo un trabajo eficiente y actuando para cumplir los objetivos de las empresas, ayudándoles a vender más y mejor, y si hay el doble de horas de trabajo y de inversión subir los precios o recortar tiempos.
  4. Dejad el mundo de las redes sociales a un lado y que se encarguen las propias empresas de hacerlo si tan fácil les parece y a ver si lo que se ahorran en contratar las redes sociales no lo bajan en ventas también. ¡Suerte para ellos!
  5. Idos a tomar un copazo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies