Category: medios convencionales

Sí, me duelen los ojos señoras y señores, cada vez que veo ciertos diseños o anuncios tengo apartar la vista rápidamente, como cuando estás viendo una película y de pronto aparece un primer plano de una operación a corazón abierto.

¿De verdad os gastáis un dineral en poner un anuncio en un periódico de cualquier manera? ¿De verdad invertís en publicidad digital y en que os gestionen las redes sociales de cualquier manera?

No “todo vale”, esa es una frase hecha, al menos en publicidad. Por favor un poco de criterio, un poco de gusto y un poco de imagen corporativa de la buena, que es lo que identifica a tu empresa, que es lo que primero les va a llegar a los demás de ti.

Ser una pequeña marca o incluso un pequeño establecimiento de toda la vida no está reñido con hacer las cosas bien y con gusto. No hace falta invertir 10.000 euros, basta con contratar a los que de verdad saben hacer un buen trabajo y no a todos los que venden humo y dicen que son la “repera limonera” (que son más de lo que me gustaría).

Voy a resumir lo que hace que me den los cuatro males cada vez que navego por Internet o cada vez que abro un periódico y voy analizando los anuncios (que siempre me pregunto si de verdad estarán pagando a alguien para hacerlos porque “alucino vecino”).

Los márgenes

Margen. Del lat. margo, -ĭnis.
3. m. Espacio que queda en blanco a cada uno de los cuatro lados de una página manuscrita, impresa, grabada, etc., y más particularmente el de la derecha o el de la izquierda. Era u. t. c. f.

No me entra en la cabeza que un diseñador profesional no respete los márgenes o los haga cada uno de una medida, al igual está claro que los espacios entre objetos o los textos, no me creo que un diseñador al que pagan por hacer un trabajo lo haga mal.

Juro que cada vez que veo este tipo de cosas me dan ganas de llorar, hasta el límite que me salen unidades de medida por los ojos.

Los logotipos

Logotipo. Del gr. λόγος lógos’palabra’ y tipo.

1. m. Símbolo gráfico peculiar de una empresa, conmemoración, marca o producto.
2. m. Impr. Grupo de letras, abreviaturas, cifras, etc., fundidas en un solo bloque para facilitar la composición tipográfica.

Lo más gracioso de todo es saber a veces quién ha hecho el logotipo, pero en eso no voy a entrar ahora. ¿Cómo se puede utilizar en un soporte publicitario mal el logotipo? ¡Que es la representación de una empresa!

Juro que cuando veo un logotipo feo y además veo lo orgullosos que están los “dueños” y lo que les gusta me dan ganas de irme a comer chocolate bajo una manta y no volver nunca a la oficina a currar. Pero si además está mal aplicado en un diseño al chocolate le añado más chocolate y me pongo todas las pelis seguidas de Bridget Jones.

Los colores

Color. Del lat. color, -ōris.
12. m. pl. colores que una entidad, equipo o club de carácter deportivo adoptan como símbolos propios en su bandera y en losuniformes de sus atletas o jugadores.

Por el amor del amor hermoso y de todos sus compañeros… ¡No por meter más colores a un anuncio, a un diseño o a lo que sea de la marca es más llamativo o más bonito!

Hortera. De or. inc.
1. adj. despect. coloq. Vulgar y de mal gusto. Apl. a pers., u. t. c. s.

¿Y cuándo se hace un amago de utilizar el mismo color del logo, incluso el del logo no es el que tiene que ser, e incluso se pone uno que era “parecido y con eso vale?

via GIPHY

Aquí, yo me bajo de la vida y me veo la de “Una rubia muy genial”, si señores y señoras, para llorar de nuevo y más, y si me pongo debajo de una gotera de mi casa mejor.

Y ya estoy entrando en colapso porque veo que la lista es muy larga y como me den cuerda me tiro escribiendo 7 días seguidos, así que solo mencionaré palabras como tipografía (ni se respetan las corporativas ni se conocen en algunos casos, pero lo peor de todo está cuando ves un anuncio en el que utilizan 5 tipos de letra diferentes y tengo uno delante de mis ojos ahora mismo), imágenes (que se cogen por Internet sin ton ni son, sin revisar si está libre de derechos de uso o no, o cuando se usan imágenes de mierda, hablando mal y pronto porque no tienen calidad ni para poner en el lugar más pequeño de la faz de la tierra), o textos (mensajes repetitivos sin sustancia y aburridos, y a veces con faltas de ortografía y 100.000 cosas más).
Y es que aunque todos seamos humanos y cometamos errores, “una imagen vale más que mil palabras”.

Si quieres causar una buena impresión a tus clientes y que no se vayan con tu competencia quizá es el momento de llamarnos. =)

¡Qué orgullosos nos sentimos los españoles de nuestros futbolistas, ya ganen, empaten, lo decidan todo en los penaltis o arrasen en las finales! Nombres como Iniesta, Xavi, Cesc o Iker son símbolo de victoria, esfuerzo, equipo, dedicación, juventud y éxito.

Así, este tándem de calificativos tan potentes les ha convertido no sólo en héroes nacionales sino en seres omnipresentes gracias a la publicidad. Están por todos lados, en cualquier soporte publicitario y anunciando cualquier marca, producto o servicio; hasta tal punto que no me extrañaría verles vendiendo papillas, tampones, puros, ropa de premamá, pegamento para la dentadura…

Ya vayas a abrir una cuenta al banco o a un chiringuito a por un helado, ahí está Iniesta mirándote con su cara de buena persona y diciéndote “No lo dudes, abre una cuenta que es éxito, juventud y victoria asegurada, y come helados hasta reventar porque dan energía y son buenos, como yo”
Y cómo decir que no a Iniesta, no puedes.

Es una efectiva estrategia de venta ya que cualquier cosa que nos vendan, patrocinen o anuncien nuestras supercalifragilísticas estrellas es aceptada por todos sin dudar, y así las grandes marcas como Cepsa, Iberdrola, BBVA, Nike, Adidas, Chevrolet… invierten cantidades inimaginables para el mantenimiento de su reputación y el prestigio de sus negocios.

Pero debemos tener precaución y profesionalidad, y no abusar de la seguridad de contar con las grandes estrellas y hacer anuncios mediocres. Así el Gobierno de España hizo una campaña de ahorro de energía (bastante cómica) usando a los futbolistas y al seleccionador como voz para usar el transporte público, y gastar menos calefacción y aire acondicionado. “Yo ahorro energía, ¿y tú? ¿estás en mi equipo?”. Un despropósito.

Sin embargo, se agradecen las campañas de las grandes marcas deportivas, con unas gráficas, vídeos y diseños impresionantes que ensalzan aún más los valores y cualidades de estos deportistas. Y una idea muy original fue la de la campaña para el BBVA que cambió los roles de Iker e Iniesta, y eran ellos los que pedían autógrafos y admiraban a personas anónimas que se encontraban por la calle. La reacción de éstas y el ‘teatrillo’ de los futbolistas nos sacan una sonrisa.

Pues lo dicho: Queridas marcas, si tenéis dinero para invertir en publicidad, la Selección Española y todo lo que le rodea es garantía de éxito, aunque con tanta saturación de información un toque de creatividad y diseño es necesario, ya que por muy aclamados que sean nuestros héroes nacionales un mal anuncio es un mal anuncio, salga el héroe que salga.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies