Category: marketing digital

Si has notado que el panorama digital últimamente camina como pollo sin cabeza, está decaído o se mantiene silencioso, ya sabes lo que está pasando.

Como lo lees, la cuarta revolución industrial ha llegado ‘y yo con estos pelos’. Dentro de unos años, formaremos parte de los libros de texto y nuestra época será estudiada como otra transformación digital más del pasado.

Pero hoy es hoy y mañana, ya veremos.

 

¿Cómo sobrevivir y adaptarse a los cambios digitales?



En esta vida hay que aprovechar las oportunidades que le pasan a una por delante y sobre todo lo que es más importante: saber adaptarse a los cambios, en este caso de la transformación digital.

Me encanta analizar todo lo que me rodea, siempre he sido muy observadora desde pequeñita, se aprende mucho. Ahora analizo el momento en el que nos encontramos dentro del mundo del marketing digital y guau, lo que está llegando.

Todos los cambios digitales que van a llegar  suponen un reto para todas la empresas. Comienza una nueva era y debemos estar preparadas: La era de la inteligencia artificial.

 

¿Qué busca el cliente hoy en día?



Atrás quedó la búsqueda de servicios o productos, ahora todos buscamos experiencias, también nuestros clientes. Los clientes miran a los otros clientes.

La clave es dar lo mejor al cliente, toda la información que necesite, mantenerle siempre bien cerquita y conseguir una relación ‘one to one’ y después fidelizar.  Un gran reto. ¿No crees?

Cada cliente es único y lo sabe. Por ello hay que darle de su propia medicina y tratarle como lo que es, ofrecerle lo que le hace falta, crear una experiencia personalizada para que hable bien de nosotros y otros clientes lo vean.

Hay que escuchar al cliente, entenderle y ayudarle. Darle lo que necesita de forma inmediata y con la máxima calidad.

 

¿Qué pasa con las empresas?



El comportamiento del cliente ha cambiado totalmente y va a seguir haciéndolo, las empresas se deben, nos debemos, adaptar a ello.

El ámbito digital se encuentra ante una cultura formativa constantemente cambiante y los talentos deben ir en consonancia. La formación no pude parar y debemos estar preparadas para el cambio constante que ya exige la industria, y que cada vez exigirá más.

Las empresa que no son nativas digitales, que son muchas, deben adaptarse a todos estos cambios, o las que si lo son se las comerán con patatas o ensalada, hay al gusto de todos.

Las empresas españolas tienen mucho que mejorar en la transformación digital, se encuentran bastante atrasadas si comparamos con el mundo empresarial de otros países. Y aunque cada vez son más las empresas que conocen la importancia de esta transformación, no se desarrolla de una manera eficiente.

Debemos tener siempre presentes las necesidades del cliente y como va evolucionando el mercado en cada sector. Quien no se adapte, desaparece, ya llegará otra empresa más ágil y que cubra mejor las necesidades.

El gran valor de las empresas serán sin duda los equipos de trabajo y la innovación, la tecnología será la herramienta para conseguir superar el cambio y el pilar de la empresa para poder ir en la línea de los nuevos modelos de negocio.

‘Empresas, la estructura tradicional de mercado de negocio ha muerto’.

 

La inteligencia artificial



En esta revolución industrial, el cliente será el mejor parado, comenzará a tener experiencias personalizadas. La comunicación entre humanos y máquinas va a cambiar, o mejor dicho está cambiando.

El cliente ya no tiene la razón, tiene el control absoluto.

¿Quieres que abordemos juntos esta cuarta revolución industrial? 

(+34) 686 156 327 & (+34) 646 342 652
info@madetheagency.com

 

 

No sé si es un caso crónico, si sólo me pasa a mí o si es que estoy perdiendo la cabeza. En ocasiones siento un vértigo y un desasosiego que me embarga en este mundo infinito del marketing digital.

Suele ocurrirme cuando voy a crear alguna estrategia de acciones a medio o largo plazo. En este momento suelo preguntarme: ¿seguirá esta red social estando de moda? ¿O por el contrario demodé?

No es fácil trabajar en este mundo rodeado de fantasmas. Tuenti o MySpace fueron gigantes del momento que ahora están agonizando o criando malvas.

Facebook está ya llegando a la jubilación y sus usuarios más activos ahora son nuestros padres. ¿Será capaz Zuckerberg y sus amigos de Harvard dar una segunda juventud a su querida red social? ¿O por el contrario el fantasma de Facebook está más cerca de lo que creemos?

Si no se te ha hecho un nudo en el estómago con este planteamiento, es que no has pensado en que la mayoría de tus fotos de los últimos diez años las tienes guardadas en esta red social. Así que ve pensando en descargártelas, ‘just in case’.

Google + es el Señor Burns de las redes sociales, si no fuera porque Google casi nos ha obligado a utilizarlo se hubiese ido al otro barrio hace ya mucho tiempo. Pero cada vez que lo incluyo en una estrategia de social media me pregunto: ¿Hasta cuándo? ¿Podemos ya prescindir de ella? ¿Está Google + muerto o sigue de parranda?

Y voy más allá. ¿Qué pasará con Instagram? Está viviendo ahora su época dorada, sí, pero todo cambia.

Ya nos estamos cansando de ver productos recomendados por famosos (o famosetes sin oficio y mucho beneficio) de los que no te crees ya nada. Así que… que se echen a temblar los influencers acomodados con sus miles de seguidores y que aprendan a rezar ( o un oficio alternativo) porque… la parca también acecha a la red social del momento.

Lo reconozco, tengo miedo. Los fantasmas de las redes sociales del pasado y del futuro me acechan cada vez que me descuido.

Pero seré fuerte, y tendré que aceptar que así es este sector: efímero, variable, momentáneo, vertiginoso, y por eso también apasionante.

Las redes sociales del momento se irán, pero llegarán otras nuevas que serán tendencia, marcarán modas y cambiarán nuestra forma de comunicarnos.

Guau, se me han puesto los pelos de gallina.

Nos encontramos en un momento de alta tensión social. El sistema institucional está en una clara crisis que preocupa mucho tanto a los de dentro como de fuera. El sistema judicial vulnera los derechos de la mujer, con los últimos acontecimientos. Y cada día miles de personas salen a las calles en forma de protesta, para ver si alguien de ahí arriba tiene la buena costumbre de escuchar y la dignidad de cambiar las cosas.

¿Qué hubiera pasado con los últimos acontecimientos sin la existencia de las redes sociales?



Las noticias ya no nos llegan a través de los medios tradicionales,  de los cuales muchas veces y hay que ser sincero en esta vida, hay dudosa veracidad, sobre todo porque como con todo, cada uno barre para su casa, sus pensamientos, su experiencia, su ideología o lo que le sea.

Gracias a las redes sociales no solamente ponen voz los líderes de opinión a los últimos sucesos, es el pueblo el que habla, el que cuenta, el que grita enfadado por la red y no solo su voz queda haciendo eco entre las calles de pueblos y ciudades.

La actualidad como ejemplo



Todo llega a todo el mundo, a la velocidad de la luz, y eso hace a la ciudadanía más fuerte, sobre todo se siente más acompañada.

Dejamos el caso Cifuentes de lado (que ha sido algo muy surrealista) y nos vamos a centrar en el caso de “la manada” que ha golpeado fuerte en la sociedad española. La sentencia ha sido para todas las mujeres de este país un sin sentido y gracias a las redes sociales, hemos podido observar como a todas y cada una de nosotras por ser mujer nos han ocurrido cosas, y si no directamente, si a nuestra amiga, hermana, compañera de trabajo, vecina…

Aunque ya supiéramos la realidad de ser mujer en un país con mucho machismo por resolver, es increíble ver y sobre todo hacer ver al resto de la humanidad la cruda realidad.

Lo que se dice en las redes sociales es el ruido de las calles



Nuestro día a día desde la agencia es tratar con marcas, productos, servicios y sus clientes o futuros clientes que también hablan y hacen ruido y nosotras nos encargamos de gestionar su reputación online. Y lo que ha ocurrido en estos últimos días ha sido una verdadera crisis de reputación online del sistema entero. Incontrolable.

Millones de usuarias y usuarios anónimos han hecho pública su opinión, su experiencia, su inconformismo, mediante diferentes hashtags (#noesno #estaesnuestramanda #yositecreo #justiciapatriarcal  #noestássola #noesabusoesviolación #nosotrasomoslamanada), fotografías, videos, imágenes. Todo el material con los mismos mensajes comunicados de diferente forma.

Conclusión: si se hacen bien las cosas, no hay que tener miedo al poder de las redes sociales, todo lo contrario. Son una herramienta fabulosa, con un uso responsable se pueden conseguir grandes cosas.

Todavía queda mucho por hacer en el terreno del marketing digital ya que muchas empresas todavía no se han dado cuenta de la importancia de su imagen y comunicación en Internet para vender,  tener una buena reputación y destacar frente a la competencia.

A menudo nos encontramos con empresas y marcas que por miedo a lo desconocido siguen sin tener una imagen adecuada en Internet, ni quieren oír esa palabra, como si fuera maldita (ojo que no decimos que no lo sea).

Hace más de 10 años que Internet llegó para quedarse como herramienta indispensable de las empresas. Resulta surrealista que en 2018 muchos negocios no tengan ni una página web decente ni unas redes sociales desarrolladas o si las tienen, bien desarrolladas.

 

Invertir en marketing digital es lo más rentable

 

También nos sorprende como muchas empresas invierten cantidades enormes en publicidad tradicional sin analizar el mercado, el medio y/o algo muy básico: si llega con esas acciones a su cliente o posible cliente.

Y claro, luego no tienen dinero para invertir en digital, un medio en el que por la mitad de dinero se puede llegar a millones de personas más, un público segmentado al que alcanzar de forma directa, una estrategia de acciones precisa y un análisis de resultados muy afinado.

Nos podemos poner en muchos casos, por ejemplo hoteles en Ibiza, con clientes de fuera de la isla a nivel europeo y que no invierten en publicidad digital, pero si invierten en los periódicos locales donde su cliente nunca le verá. Tampoco invierten en hacer una página web en condiciones para que le hagan reservas directas, prefiere que un tour operador o una página externa le recoja las reservas con elevadas comisiones. En definitiva, prefieren perder dinero.

 

Invertir en redes sociales no es ninguna tontería

 

No vamos a entrar en frases del tipo “las redes sociales las gestionamos desde recepción”, llamadme loca pero no he estudiado una carrera de cinco años ni llevo más de 10 años especializada en el mundo online para entrar al trapo, antes intentaba luchar y defender un trabajo profesional, pero ya me he cansado.

Mirad lo que os digo, quien quiera boicotear su negocio libre es, quién menosprecie el trabajo de un especialista pues que el karma se lo devuelva en su profesión, y quién no quiera invertir en marketing digital que cierre su chiringuito lo antes posible.

Las redes sociales son el mejor medio que tiene una empresa, para llegar a su público objetivo de cualquier parte del mundo, a cualquier hora, a un coste muchísimo más rentable que cualquier otro medio y de una forma rápida, cercana, incluso pudiendo tener conversaciones directas.

Quien no quiera ver los beneficios de los medios sociales pues que no lo vea.

 

Una buena gestión de las redes sociales no se hace sola

 

Gracias a todos aquellos a los que os parecemos caras por menospreciar nuestra sabiduría, experiencia, tiempo y pasión por el trabajo bien hecho. Lo que está claro es que no sois nuestros clientes.

Muchos compañeros y compañeras del sector saben de lo que hablo, gestionar las redes sociales de una marca es un arduo trabajo, que lleva mucho tiempo y tiene muchas fases:

  1. Analizar y estudiar el mercado, el sector y la empresa
  2. Generar una estrategia con sus acciones para llegar a ciertos objetivos
  3. Crear o mejorar la imagen en cada red social
  4. Crear contenidos originales y atractivos acordes con la marca y su público
  5. Hacer textos, fotos, diseños, videos, directos
  6. Publicar en uno o varios idiomas a veces
  7. Contestar mensajes, opiniones, comentarios cada día
  8. Analizar resultados
  9. Reformular la estrategia si es necesario
  10. Hacer campañas publicitarias
  11. Analizar resultados
  12. Aumentar seguidores e interactuaciones
  13. Más cosas pero no quiero desvelar más secretos

 

¿Estás seguro de que quién gestiona las redes sociales de tu empresa hace como mínimo todo lo anterior?

  • Si.

Bien hecho.

  • No.

Cuándo quieras empezamos a trabajar juntos.

El otro día hablaba con una amiga sobre mi trabajo diario en la agencia, y me hizo reflexionar sobre la idea que desde fuera se tiene sobre la gestión de las redes sociales de una marca.

Me preguntaba cuánto se suele cobrar al mes por gestionar las redes de un negocio, y no le salían las cuentas.

Su reflexión era la siguiente:
“Si publicas (por ejemplo) cuatro veces a la semana en las redes de un cliente. En total son 16 publicaciones al mes. A una hora de media por cada publicación… en 16 horas en un mes te ventilas un cliente“.

Y entonces lo entendí todo.

Una persona normal no tiene ni idea, ni se puede imaginar, todo el trabajo que hay detrás de la gestión profesional de las redes sociales de una marca. Ya que desde fuera sólo se ve el resultado: una foto mona y un texto que la acompaña.

O también puede darse el caso de que esta persona normal se haya encontrado en su camino con una ‘agencia-vampiro’ (ya hablaremos de éstas en otro post) que lamentablemente esta sea su forma de hacerlo: “Publico cualquier cosa y pa’lante”.

Por eso, hoy voy a dar un cursillo rápido de todo lo que hay detrás de este trabajo, para aquellos que estáis pensando en delegar este trabajo en terceros y para aquellos amigos que piensan que nos pasamos el día subiendo fotos a Facebook o Instagram.

Y para que veas que tengo más razón que un Santo, me voy a acompañar de grandes personajes para apoyar mis razonamientos.

GUÍA RÁPIDA PARA LA GESTIÓN PROFESIONAL DE UN NEGOCIO EN REDES SOCIALES EXPLICADA POR GRANDES SABIOS DE LA HUMANIDAD.

1. La información es poder. Bill Gates

Lo primero de todo es analizar bien la marca y ver qué tiene de especial que contarle al mundo.

Y aunque parezca difícil de ver, todo negocio tiene algo especial que lo hace único, ya sea su capital humano, su atención al cliente, su localización o la forma de limpiarse el culo de sus empleados. Sólo hay que estar bien atento a los detalles.

2. Lo más importante de la comunicación es escuchar lo que no se dice. Peter Drucker

Después será clave conocer al público objetivo y estudiar cómo llegar a él.

¿A quién puede interesarle lo que le vamos a contar, qué tipo de contenidos le gusta más, cómo interactúa con otras marcas de la competencia? ¿Qué dudas tiene respecto a los productos o servicios que ofrecemos y cómo podemos resolverlas?¿Conoce nuestro negocio, qué impresión tiene de él?

3. La creatividad es fácil, lo difícil es tener la idea. Ferrán Adriá

Todavía no hemos empezado a publicar “fotitos con frases”, porque antes hay que establecer unos objetivos, una estrategia y una planificación de las acciones a realizar.
Además en este proceso es muy importante dar con esa idea en torno a la que girarán nuestros contenidos y mensajes. Una idea potente que nos diferencie del resto.

4. El conocimiento te dará poder, pero el carácter te dará respeto. Bruce Lee

Hay que ser únicos si queremos que los seguidores nos escuchen, nos sigan y nos compartan a nosotros antes que a nuestra competencia. Por tenemos que dotar de carácter a la marca que gestionamos, con un lenguaje propio y una forma diferente de comunicarse con sus seguidores.

5. El aprendizaje es experiencia. Todo lo demás es información. Einstein

Finalmente, tras nuestro trabajo diario de publicación de contenidos, de captación de seguidores y de interacción con éstos y otras marcas del sector, hay que analizar los resultados de nuestro trabajo.
Ver si las acciones creativas que hemos realizado han tenido el éxito o la aceptación esperada. Qué tipo de imágenes tienen más impacto, si el tono y lenguaje con el que nos dirigimos a nuestro público es el adecuado… En resumen, analizar todo el trabajo realizado y aprender de los éxitos y errores.

Y hasta aquí nuestra GUÍA RÁPIDA PARA LA GESTIÓN PROFESIONAL DE UN NEGOCIO EN REDES SOCIALES.

Como verás, todo esto en 16 horas al mes… es inviable. Puedes optar por subir una foto de tus productos con una frasecita debajo pero no te va a servir para mucho.

O hablar con nuestro equipo de profesionales en marketing digital que encantados nos pondremos en marcha para hacer que tu negocio saque toda la magia que lleva dentro.

Vivimos en la isla del postureo puro y duro, da igual que seas un busca vidas experto en marketing digital al nivel del master de Cifuentes, una tía con tetas de silicona, un neo hippie que vive en una caravana “al margen social” o un  ruso hortera con guardaespaldas. Lo importante es aparentar y me da una pereza máxima.

  • ¿Y para qué? ¿ o para quién?
  • Para una panda de pringados como tú o como yo, que también giran en la misma rueda cual ratoncillos de laboratorio.

Hoy me he levantado en plan “puncarra”. Quizá sea por el cansancio acumulado lo que me genera tener menos aguante social o quizá sea porque al revisar mi agenda y ver que tengo tareas hoy para llenar unas trece horas de trabajo me quiero regocijar en mi propia mierda porque no llego. No creo que os interese demasiado mi vida pero me apetecía contarlo.

 

Pan para hoy, hambre para mañana

Desde MADE dedico este post a esa gente que no tiene ni  pajolera  idea de marketing digital pero se venden muy bien. Utilizan muchos vocablos del sector que nadie tiene ni idea de lo que significan (incluso ni esa misma persona) y venden longanizas como correas de perro si hace falta.

Las palabras se las lleva el viento, a mi dame acciones y resultados

Bravo. Os habéis aprendido de PM el listado de términos de marketing digital del año para impresionar al que tenéis delante mientras se os llena la boca con palabras llenas de humo. Porque la profesionalidad y el saber hacer y el ser un crack se demuestra currando.

Abandono de un lenguaje etiqueta negra

Algo que nunca me gustó de la publicidad y el marketing, o mejor dicho algo que no entiendo. Siendo nuestro idioma tan rico como es lo dejamos de lado en nuestro sector y no paramos de hablar con términos ingleses (teniendo traducción en nuestro idioma).

Y que estés hablando con un profesional o un cliente de otro país y los utilicemos me parece perfecto. Pero, ¿hablarlo entre profesionales de marketing con la misma lengua y viviendo en el mismo país?

Estamos tontos, tenemos un síndrome de inferioridad (o algo así) o nos creemos que sabemos más por utilizar: Brand advocate, leads, call to action, influencer, share of voice, WoM…

Pues a mi me gusta utilizar estos términos en español siempre que puedo, para que el cliente sepa que hablo su mismo idioma y no en japonés. Y porque me suena bien (y confieso que hay algunos palabros que pronuncio fatal =)).

 ¿Crees que suenan mal estas palabras?

Defensor de la marca, contacto, llamada a la acción, líder de opinión, conversaciones, boca a boca…

Sí queridos y queridas, términos publicitarios, de marketing digital y en español. Puede que me haya vuelto loca o que sea muy osada por intentar que no se pierda nuestro idioma en el sector, pero…

“No somos mejores profesionales por parecer molones con tanta palabreja”.

Yo en mi día a día, nuestro equipo, en la agencia usamos palabras cada día en inglés, no creáis que somos puristas. Pero está bien plantearse de vez en cuando de dónde venimos y a dónde vamos, qué queremos decir, cómo y a quién.

Muchas veces pienso, y valga la redundancia, ¿qué pensaría CHIQUITO DE LA CALZADA si levantara la cabeza?

Nadie duda del poder que hoy en día tienen las redes sociales. De su poder de influencia, de su capacidad de información y de su tremendo alcance.

Son una poderosa herramienta para dar a conocer una noticia, para expandir un rumor, para hacerte oír, para poder ser tú mismo y hasta para inventarte una doble vida.

Y también son una herramienta muy útil para poner nuestros sueños al alcance de nuestra mano.

Me explico:

¿Te apasiona el surf y viajar pero eres diseñador gráfico y te pasas horas en una agencia diseñando flyers? ¡Reinvéntate!

Aprovecha ese viaje con amigos para haceros fotos chulas, compartir vuestro viaje, y adapta tu profesión a lo que te apasiona.

Pero no todo vale. Debido a la saturación de información que hay en Internet, para hacerte oír hay que desmarcarse del resto: potenciar tu autenticidad y buscar tu hueco.

Si eres diseñador, ¿por qué no aplicar tus conocimientos de surf y experiencia en los viajes para encontrar ese hueco especial en el mercado?

Hasta hace algunos años, la profesión y los hobbies eran algo completamente separados, y sólo unos pocos privilegiados podían dedicarse a aquello que realmente les apasionaba.

Pero ahora todo eso ha cambiado.

Hoy puedes volcar toda tu pasión y conocimientos en aquello que te gusta y te hace feliz (la cocina, la música, el baile, el deporte, los viajes…) y convertirlo en tu profesión. Lo único que no cambia es que hay que seguir trabajando duro.

Y lo único imprescindible es dejarse los miedos y la pereza en casa, y salir a por tus sueños. Están ahí esperando a que los descubras y le eches lo que hay que tener para alcanzarlos.

– Sí, muy bonito todo y muy inspirador. Pero… ¿cómo lo hago? ¿y qué tienen que ver las redes sociales con todo esto?

¡Ya voy! Pasito a pasito.

Lo primero como digo es dar el paso y preguntarse qué me apasiona, qué se hacer y cómo puedo fusionarlo.

Si eres cirujano y tu pasión es la repostería, seguro que con tus delicadas manos puedes crear espectaculares pasteles. Si eres programador y un friki del rock, puedes crear un canal de Youtube en el que compartir tus conocimientos. Si eres bombero y te encanta bailar… Bueno, no voy a seguir dando ideas, ¡que cada uno se busque la suya!

Las redes sociales tienen mucho que ver en tu llegada al éxito, porque serán el canal en el que darás a conocer tu nueva profasiona (profesión que te apasiona).

Si eres auténtico y no intentas imitar a otros, tendrás seguidores que quieran saber más de ti, de tus productos o servicios. Y si trabajas lo suficientemente duro, seguro que podrás vivir de tu profasiona.

Y te levantarás feliz cada mañana para coger olas, hacer un pastel especial o grabar uno de tus friki vídeos de rock.

Aviso: este post no es un artículo científico, por lo que no nos hacemos responsables del abandono de trabajos por parte de profesionales.

¡Ah! Y si quieres que desde nuestra agencia de marketing digital te ayudemos a dar ese impulso que necesitas en las redes para triunfar como la Coca Cola, contacta con nosotras.

¿Alguna vez has estado tan unido a algo como a un móvil?



Si estás leyendo este texto, estoy segura de que tu primera respuesta podría ser primero una carcajada pensando que menuda exagerada. Pero en una segunda reflexión seguro que la respuesta sería “no”. Nunca has pasado tanto tiempo pegado a cualquier otro objeto o incluso persona.

Puedes usar el teléfono móvil en mayor o menor medida, pero se ha convertido en una parte indispensable de tu día a día como consumidor. Lo has usado en momentos tan íntimos que no sueles compartir con tus seres queridos.  Como por ejemplo hacer aguas mayores, o cagar, hablando claro. Puede que te guste pasar este momento acompañado pero es raro y preferimos no saberlo.

Tu día a día



Te levantas por la mañana con el despertador del móvil, incluso a veces si te da pereza salir de debajo de las sábanas te quedas navegando un poquito por tus redes sociales. Haces un repaso al WhatsApp o incluso algunos revisan su email. Te acuestas con el teléfono móvil en la mano, mínimo para revisar si está bien puesta la alarma, pero ya de paso revisas todas tus aplicaciones ya que las vas a dejar desatendidas entre 6 y 8 horas, todo un drama.

Luego, durante el día, te comunicas porque siempre estás conectado, revisas la hora, navegas por Internet realizando búsquedas de cualquier cosa a través de tu teléfono.

Vas por la calle y ves a la gente con el móvil en la mano (o tú mismo), haciendo fotos, videos, hablando, escuchando música (a los que van sin cascos les deseo que se les rompa el altavoz).

Vas a un restaurante y ves a los de la mesa de al lado (o quizá en tu propia mesa) consultando el móvil en vez de estar viviendo el momento y disfrutando de una buena comida en compañía. O incluso ves a niñoscon los teléfonos de los padres para que se entretengan y “no molesten”. Prefiero no opinar al respecto.

Consultas todo en el teléfono, desde el mapa para llegar a un lugar hasta las opiniones de determinado alojamiento o restaurante. Puedes comunicarte con cualquiera o tener información de todo lo que necesitas en un clic, en el momento que te dé la gana.

Cagas, duermes, comes, paseas con el teléfono móvil, incluso ves películas mientras lo usas o lo que es peor, tienes conversaciones con amigos con el móvil entre las manos. Seguro que alguna vez has dicho o te han dicho por ejemplo tomando un café con alguien en persona, sigue hablando si te escucho mientras mira o miras la pantalla del teléfono. En fin… ¿habrá quien haga el amor con el teléfono móvil en la mano?

Por eso, tu teléfono móvil es muy valioso para ti, y el día que te olvida en casa sufres hasta ansiedad (el mal del siglo XXI), estamos locos y lo sabes, y las empresas y marcas también, por ello están llegando grandes cambios.

Tres tendencias que cambiarán lo que las empresas hacen en publicidad móvil.



Los profesionales de marketing lo sabemos, como consumidores e investigadores del comportamiento social. El teléfono viene con nosotros a todas partes y que hacer o no hacer para llegar al usuario final y al público objetivo.

El móvil es un escenario vivo, cambiante, que se debe adaptar a las nuevas tendencias. Por tanto nuestra estrategia y creatividad deben adaptarse a estos cambios de forma rápida, no hay tiempo para pensar. Aquí enumeramos lo que impactará en los terminales en “cero coma”:

  1. Personalización a un nivel “megasuperavanzado”, y me invento una palabra porque yo lo valgo. Las empresas tienen cada vez más datos de los usuarios y pueden lanzar mensajes personalizados y directos. Los sistemas cada vez son más sofisticados y ya se está comenzando con el desarrollo de imágenes personalizadas y únicas que facilitan las marcas a los usuarios. Animojis, avatares, ¿qué más vendrá?
  2. Realidad virtual para mostrar productos de forma novedosa. Esto va a explotar pero ya de ya, dicen que será el nuevo escenario del product placement de nueva generación. Creando experiencias para el usuario totalmente excepcionales, poco intrusivas y visionando productos de una forma muy realista, estamos expectantes.
  3. Realidad aumentada, como lo lees, los avances en tecnología la imponen. La revolución en comercio. En el mundo del retail ya lleva marcando pasito un tiempo. Algunas empresas ya lo están utilizando, por ejemplo con tu teléfono móvil puedes ver cómo quedan determinados muebles en tu salón. Lo que viene lo visionamos pero cuesta porque se nos va de las manos.

Si, ya no hay futuro, estamos en el futuro.

Pero un poquito de “por favor”, sigamos disfrutando de la vida real aunque la tecnología nos ofrezca nuevas posibilidades. Guarda el teléfono móvil bajo llave si es necesario y escucha a un amigo cuando te hable. Come en compañía de personas y no de pantallas. Educa para el buen uso de la tecnología, disfruta de una película y vive la vida real. Pero sobre todo, caga a gusto, caga contento y caga solo.

 

Y para que te ayudemos a gestionar el marketing digital de tu empresa nos llamas o nos escribes un email (desde el móvil si quieres).

Es fácil pensar que alguien joven que usa frecuentemente sus redes sociales, puede ser un buen candidato para que ‘te ayude’ con la gestión de las redes sociales de tu empresa. Te ahorras unos eurillos y además, le echas un cable.

Por esa regla de tres, alguien que se peine todos los días, podría montar una peluquería. O cualquiera que sepa cocinar, podría montar un restaurante. Hace falta algo más, ¿no crees?

Y por si esta similitud no te ha convencido del todo, aquí van 10 razones por las que NO delegar la gestión de las redes sociales de tu empresa en alguien que no sea profesional de la publicidad o el marketing.

 

1. No sabrá cuáles son las redes sociales más beneficiosas para tu tipo de negocio.

 

2. No conoce a tu público objetivo ni cómo se comporta.

 

3. Lo de ‘Estrategia de Social Media Marketing’ posiblemente le suene a chino.

 

4. Probablemente no tenga muchas nociones de diseño.

 

5. No ha escuchado nunca hablar de KPIs ni de engagement.

 

6. No se ha planteado medir el alcance de las publicaciones, la interacción con los seguidores o el número de visitas.

 

7. Caerá en el terrible error de no poner demasiada atención a lo que está escribiendo y cometerá faltas de ortografía. 😱

 

8. Su marketing de contenidos estará basado en ‘lo que vea por ahí, que le haga gracia’.

 

9. Las ofertas, promociones, sorteos, concursos (si los hace) no tendrán pies ni cabeza.

 

10. No sabrá cómo dar a conocer tu página y contenidos a tus posibles clientes a través de promociones o anuncios.

 
En definitiva, porque no tiene ni idea de publicidad, ni de estrategias de marketing, ni de lenguaje publicitario, ni de análisis de resultados.

Puede que te sirva para estar activo, pero ni el contenido será atractivo, ni será el que interese a tus seguidores y posibles clientes, ni habrá una estrategia definida para alcanzar unos objetivos, ni datos con los que medir tu trabajo ni el impacto de tus acciones.

Así que si piensas que te estás ahorrando dinero delegando la gestión de las redes sociales de tu negocio en la vecina del quinto que está en paro, en la hija de La Paqui que tiene muchos seguidores en Instagram, en la recepcionista que está más tranquila a la hora de comer, o en el butanero que es un tío muy habilidoso y todo lo hace bien… desengáñate.

Estás perdiendo el tiempo, tu dinero, estás dando una mala imagen de tu negocio y aprovechándote de la vecina, la hija de La Paqui, tu recepcionista y el butanero.

Y sobre todo, estás haciendo que tus posibles clientes salgan huyendo espantados, porque se nota. Tus redes sociales huelen a rancio, a poca profesionalidad, y aunque tú no te des cuenta, se nota.

————-

Si quieres poner en manos de profesionales la gestión de tu negocio en Internet, ponte en contacto con MADE.

Si en estos momentos te estás planteando ampliar plantilla o contratar a alguien externo a tu empresa para gestionar el marketing digital de tu marca…

¡Detente!

Y  antes de hacerlo, lee los siguientes puntos:

  1. Ahorro

La contratación de personal genera grandes gastos que no pueden asumir todas las empresas. Así, sólo pagas una factura por los servicios ofrecidos, sin pagar vacaciones, bajas, antigüedad etc.

  1. No necesitas infraestructuras

No es necesario habilitar un despacho o comprar equipos o software de marketing digital, que son caros y complejos. La agencia dispone del material y del conocimiento necesario para llevar a cabo la estrategia digital de la compañía.

  1. Un equipo de profesionales a tu disposición

Los proyectos son realizados por un equipo, no por una sola persona, para trabajar ágilmente sin tener en cuenta circunstancias personales (bajas, formaciones, descansos, asuntos propios, etc.).

  1. Rapidez

Montar un departamento exige tiempo y dedicación antes de realizar los primeros contactos, al contratar una agencia externa ya obtienes resultados desde el primer día.

  1. Experiencia en muchos sectores.

El cliente se beneficia de la experiencia al trabajar en diferentes proyectos para otras empresas. El bagaje y aprendizaje de nuevas aplicaciones, estrategias y resultados dan un valor añadido que de forma interna no sería posible adquirir. Las redes sociales evolucionan rápidamente y hay que estar actualizado para gestionarlas con éxito.

  1. Resultados tangibles

Al definir los objetivos hablas con otro empresario y no con un empleado. En la agencia entienden la necesidad de alcanzar resultados de manera rápida y eficaz, al ser igualmente una empresa.

  1. Objetividad y parcialidad

Siempre tendrás un punto de vista externo libre de vicios, problemas o costumbres internas. Esto hace que fluya más la creatividad, al realizar la comunicación de forma objetiva.

  1. Libertad de colaboración

Tienes total libertad para decidir hasta cuándo continuar colaborando sin necesidad de finiquitos o problemas profesionales.

  1. Especialistas en diferentes áreas

Contratar personal es complicado y caro al no tener especialistas en diferentes materias. La agencia tiene personal cualificado de cada área para conseguir los objetivos sin coste adicional para la empresa.

  1. Tranquilidad para desarrollar tu actividad económica

La contratación de una agencia externa, permite que el empresario se dedique a su actividad económica sin preocuparse por la publicidad y comunicación ya que está en manos de profesionales.

Ahora está en tu mano decidir qué es mejor para tu negocio. Si quieres probar o simplemente quieres conocer mejor nuestros servicios de agencia de marketing digital y nuestra forma de trabajo, ya sabes dónde contactarnos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies