Category: linkedin

En cuestión de muy pocos años nos han puesto a los usuarios de Internet las etiquetas más modernas y raras que hayamos podido leer o escuchar. Ahora somos usuarios proactivos, formamos parte de los fabulosos social media y el marketing digital es el presente. La vida sigue, nuestras cuentas en redes sociales también, y nos acostumbramos a toda esta nomenclatura sobre la marcha sin saber de dónde viene ni a dónde va.

No, no podemos parar para que te bajes: ya somos social media

En realidad, suena demasiado raro por lo que es. Social media es el conjunto de plataformas en las que los usuarios creamos y compartimos contenido, también llamada web 2.0.

Y ahora para que nos entendamos: todos los sitios de Internet en los que publicas o publican otros y en los cuales consumes la información. La compartes y/o interactúas e interactuamos en el mundo social media. Desde Facebook hasta YouTube, desde blogs con textos de divulgación científica a vídeos de gatitos.

Utilizamos muchas redes sociales para crear y compartir contenido.

Utilizamos muchas redes sociales para crear y compartir contenido.

 

Las redes sociales han tenido y tienen una importancia capital, ya que son las plataformas donde más contenido publicamos y a través de las cuales nos hemos convertido en usuarios proactivos. Ser un usuario proactivo, aparte de llevar por defecto un nombre tan moderno y molón, significa, que creamos contenido.

Subir una foto de nuestro perrete a Instagram, quejarnos en Facebook del calor que hace o participar en el debate de Twitter sobre las últimas polémicas políticas es crear contenido.

Estoy hablando aquí de la cantidad y no de la calidad de lo que se sube. Dejaré las polémicas y las reflexiones para vosotros.

Las míticas preguntas en Yahoo también son social media.

Las míticas preguntas en Yahoo también son social media.

 

El marketing digital nos ama y necesita

Nosotros, usuarios proactivos, somos el engranaje que hacemos rodar la maquinaria del marketing digital, ¡y sin darnos cuenta!.

Las empresas que crean contenidos o lanzan publicidad a la red obtienen ahora nuestra respuesta a eso que han publicado, una respuesta que puede ser un “me encanta y comparto” o que puede resultar una crítica dolorosa leída por miles de personas. Aquí entra el factor de la calidad frente la cantidad, ya que nuestra reacción vendrá acorde a nuestro juicio.

Todo lo que acabamos de comentar es la razón por la cual agencias de marketing digital (como por buen ejemplo, MADE, ¡ejem!) están al pie del cañón de las publicaciones de sus clientes. El contenido publicado ha de tener la mayor calidad posible y ha de llegar a todos los usuarios como el Sol de primavera. Si después de ver un anuncio o leer un post te entran ganas de hacer algo relacionado con lo que has visto, sabes que el contenido ha sido de calidad.

Las empresas han de cuidar especialmente su contenido, por lo que contratan a especialistas

Las empresas han de cuidar especialmente su contenido, por lo que contratan a especialistas.

 

Al abrir Facebook la próxima vez, tras leer estas últimas líneas, espero que veas las publicaciones con nuevos ojos. Ánimo, no te dejes intimidar por todas estas nuevas palabrejas porque hay remedio para todo. O bien puedes apuntarte a curso exprés de Social Media Management o, mejor, puedes contactarnos para que te pongamos las cosas un poquito más fáciles a la hora de crear contenidos.

NOTA: la segunda opción brinda resultados más rápidos y fiables que la primera.

By Sandra Blau (haciendo sus prácticas, feliz, en MADE)

Definición de experiencia: ‘una forma de conocimiento o habilidad derivados de la observación, de la participación y de la vivencia de un evento o proveniente de las cosas que suceden en la vida.’

Definición de experto: ‘una persona reconocida como una fuente confiable de un tema, técnica o habilidad cuya capacidad para juzgar o decidir en forma correcta, justa o inteligente le confiere autoridad y estatus por sus pares o por el público en una materia especifica.’

Hoy en día la experiencia se demuestra con el trabajo diario, y ser experto en algo es el fruto de muchas horas de esfuerzo, investigación personal y sobretodo constancia.

Creo que estamos de acuerdo en que tener hambre no te convierte en un hambriento, ni tener dinero significa que seas una persona adinerada, por lo tanto, y aquí es donde quería llegar… todos coincidimos en que tener experiencia en algo no te convierte en experto en esa materia.

Si no, yo sería una experta cocinera, una experta escaladora, una experta jardinera, una experta en matemáticas, una economista experta, una experta jugadora de ajedrez o una experta ceramista.

Me gustaría conocer el punto exacto en el cual uno se considera experto a sí mismo en alguna materia específica, ¿qué porcentaje de conocimientos o habilidades es requisito indispensable para merecer ser llamado experto en algo? ¿un 90% o un 80%? ¿y si los conocimientos o habilidades no son medibles?

A donde quiero llegar es al caso específico de las redes sociales, ya que la tendencia en estos días es que cualquiera se declara ‘Experto en redes sociales’ y cuando digo cualquiera es… cualquier persona con un poco de morro, un ordenador y un perfil personal en Facebook. Es cierto que no se necesita mucha agudeza y experiencia para crear un perfil profesional para una empresa, pero sin lugar a duda uno no es un experto, como he argumentado al principio, solamente por eso.

¿Entonces qué es ser experto en redes sociales?
Para mí y según mi experiencia, ser experto en redes sociales significa estar al día en las últimas tendencias, conocer todas las redes sociales y sus aplicaciones, investigar cada día diferentes usos y probar nuevas estrategias, tener éxito y errar, ser capaz de generar reacciones planificadas en los usuarios, además de saber convertir cualquier marca en amigable para la gente y hacer que todas estas acciones desemboquen en una mejora económica para la empresa.

Así que querid@s amig@s, ya sabéis, si una noche de guateque se os acerca alguien a querer seduciros y sale con eso de ‘Yo soy experto en redes sociales’ (lo de ser piloto o médico ya está pasado de moda) hacerle alguna pregunta más ‘experta’, como por ejemplo qué opina sobre ‘Branch y Medium’ y si no puede responderos lo habéis desenmascarado, seguro que es tan sólo un/a piloto o médico, quién sabe hasta donde puede llegar la inventiva de algun@s en estos días.

Linkedin no es sólo una red social, desde que se creó en 2003 se ha convertido en la red social profesional más demandada, crea oportunidades de negocio tanto para empresas como para empresarios o empleados de una forma directa, eficaz y personal. Crea oportunidades de empleo por lo que en estos tiempos de crisis es un beneficio social.

Algun@s la denominan el Facebook de los contactos profesionales, cada persona o empresa ofrece de forma publica información tanto personal como profesional: su formación, su experiencia laboral, sus servicios, sus productos…

Pero bueno, el Facebook, Facebook… tampoco es que se asemeje demasiado… ¿os imagináis al director de turno subiendo fotos del fin de semana con sus amigos borrachos? ¿o a la doctora de renombre colocando una foto suya de perfil echa por ella misma con su móvil frente al espejo?…

Además si estuviera la opción de colocar por ejemplo “situación sentimental” estaríamos tod@s enterados de los intríngulis laborales, de los enchufes, de los líos amorosos… y no seria serio…

Volviendo al asunto en cuestión de este post, en Linkedin se crean redes y contactos entre unos perfiles y otros, cada uno puede publicar, recomendar o compartir textos, noticias, grupos de interés… En definitiva… casi puedes hacer todo lo que quieras pero con cuidado que esto no es Facebook y tu futuro laboral puede verse dañado.

Si lo que quieres es promocionar tu empresa, lo mejor es crear un perfil, utilizar los grupos temáticos, crear secciones de preguntas y respuestas y si tienes dinerillo contratar la opción de anuncios patrocinados.

Las ventajas que ofrece esta red profesional a tu empresa pueden ser varias:

–          Potenciar la imagen de marca de nuestra empresa.

–          Promover el networking.

–          Contactar con posibles clientes.

–          Contactar con nuevos proveedores.

–          Conseguir partners.

–          Apoyar a la reputación online de la compañía.

–          Integrar con las funcionalidades de otras redes sociales de la empresa.

–          Mostrar los productos y servicios.

–          Acceder a información de futuros empleados.

En definitiva, crea un perfil de tu empresa en Linkedin, porque ¡es mejor que estés a que no estés!

Eso sí, cuidado con qué información personal publicas, recuerda que no es una red social sin más, que su uso y estar en ella presente tiene un fin profesional.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies