Category: internet

Si, has leído bien, la palabra “flow” es totalmente compatible con la optimización SEO. Se puede tener un blog bien posicionado, que no sea un auténtico rollazo y que además ofrezca contenido de calidad, que responda a las preguntas del usuario en Google para que se ponga contento y nos posicione más que a los demás.

No te obsesiones con la optimización de los elementos técnicos (que no hay que dejarlos de lado), lo realmente importante es que el contenido que compartas le guste a los usuarios, les interese, les parezca divertido, les aporte valor… (Siempre y cuando estés escribiendo para personas, no para robots).

Te vamos a dar unas nociones básicas y de sentido común de cómo escribir un buen texto a nivel SEO para tu blog:

1. Pon un título que mole, que atraiga, que te diferencie de los trescientos contenidos que hay hablando del mismo tema que vas a escribir y por supuesto que tenga sentido con el texto que llega después.

2. La estructura del texto no tiene más complicación que seguir un orden de escritura correcto para que la lectura tenga sentido, vaya que no vale poner el subtítulo al final del texto y el título en mitad, simplemente se trata de ordenar la información, lógico ¿verdad?.

3. Escribe un contenido que tenga calidad, ni hay tiempo para leer tonterías y textos vacíos, ni a google les gusta que copies, que escribas algo que no sea acorde con el público al que te diriges, que te repitas como los cromos o que te enrolles como las persianas sin ningún sentido.

Haz un texto que le guste a tu público, que se note que no es un contenido forzado, escribe de lo que te gusta y/o documéntate antes para escribir con conocimiento, que transmitas un mensaje, que enseñes algo o simplemente que disfrutemos todos leyendo.

4. El tamaño es importante por lo que procura no hacer tu artículo de menos de 350 – 400 palabras, un poquito más seria ideal (siempre que aporte calidad).

5. Las palabras clave con sentido por favor, el post debe ir dirigido hacia un tema que se esté buscando o palabra clave, pueden servirte de gran ayuda herramientas como Google Keyword Planner o Google Trends

Ojo con poner palabras clave que no tengan nada que ver con el contenido ya que puede penalizarte, que esto no es como poner quinientos hashtag en Instagram…
Intenta que la palabra clave que estés trabajando se repita al menos tres veces en el texto del post, aunque siempre con sentido en la redacción, que no parezca un pegote.

6. La URL importa más de lo que crees, optimízala para la palabra clave con la que quieras posicionar tu post, elimina las stop words como por ejemplo las preposiciones ya que no aportan ningún valor.
Ejemplo: www.madetheagency.com/blog/trucos-seo-blog

7. Cuida al máximo la meta descripción ya que es el texto que se muestra en google bajo el título de resultados y se utilizan como escaparate, como llamada a la acción, para hacer que la gente quiera meterse en tu link y no en otro, cúrratelo un poquito anda, que se tarda lo mismo en hacer las cosas mal que en hacerlas bien.

Ahora toca practicar y sale solo, eso si, todo esto no sirve de nada si luego no lo compartes por ejemplo en tus redes sociales, como ves no es tan horrible conseguir hacer un texto para tu blog con un poco de flow y además optimizado para SEO. ¿Te animas a escribir uno y a contarnos como te ha ido?

Si por el contrario, quieres que escribamos los post de tu blog y que a tus lectores y a google se les caiga la baba contacta con nosotras sin ningún compromiso.

BE DIFFERENT, BE MADE

En MADE hemos sido siempre muy fans de los GIFs y estábamos esperando el momento adecuado para dedicarles un bonito post, porque se merecen lo mejor.

Antes de nada para aquellos que no pilotéis mucho el tema digital, haceros saber que según la Wikipedia un gif es “un formato gráfico utilizado ampliamente en la World Wide Web, tanto para imágenes como para animaciones.”

Si te has quedado igual que antes, o has puesto la misma cara que esta pequeñaja, qué mejor que ponerte un ejemplo. Esta mezcla entre imagen estática y animación es un GIF.

¿Por qué es tan chulo y la gente se está volviendo cada vez más loca con su uso? Porque es fácil, rápido, directo y con un poco de chispa puede ser muy divertido.

Me explico mejor. Mientras que un vídeo te lo tienes que descargar o esperar a que cargue y no se visualiza en muchos programas o aplicaciones por su gran peso, un GIF es ligero, se descarga rápido y puede ser visualizado en la mayoría de navegadores y plataformas.

Cierto es que su calidad depende de lo colorida que sea la foto, ya que este formato sólo soporta imágenes de hasta 256 colores, por lo que para el resto de imágenes pierde calidad.

Habitualmente se utilizaba sobre todo como el formato básico para la creación de banners o espacios publicitarios dentro de las webs. Por hoy en día, gracias al impacto de las redes sociales se ha convertido en el rey del mambo.

Así, este formato tan sencillo pero impactante ha dado rienda suelta a la creatividad de las marcas, los consumidores y en general a los usuarios de Internet. ¡Cualquiera que se anime puede hacer un GIF con un poco de chispa!

Sobre todo es muy interesante para las marcas, ya que incluirlos en su estrategia de comunicación es una vía estupenda para acercarse a su público objetivo y enviar un mensaje de una forma muy visual, divertida y directa.

No os creáis, que también nos planteamos cuando pasará la moda de los GIF, ya que probablemente nos acabaremos cansando, sobre todo si seguimos utilizándolos de forma descontrolada para cualquier cosa. Pero nosotras tenemos fe y confiamos en que mientras les sigamos dando diferentes usos y sigamos poniéndole sentido del humor, se queden con nosotros muchos años más.

Lo que está claro es que es una herramienta tan válida como la imagen, el vídeo, las infografías o fotografías para los contenidos de tu marca en tu web, el blog o las redes sociales. Así que no te limites a hacer lo de siempre y lánzate al mundo de los GIF.

Y si no sabes, no tienes tiempo, o prefieres que otros lo hagan por ti… ya sabes que MADE The Agency está aquí para hacer que tu idea sea la bomba, que tu marca llegue a tu público objetivo y también para hacer GIF preciosos y divertidos que enamoren a tus clientes.

¡Vivan los GIF! ¡Vivaaaaaa!

Con septiembre se acaba el verano y comienza un nuevo curso, para todos. Y como si de un nuevo año se tratara, es momento de reflexionar sobre el camino que estamos recorriendo, y si lo estamos haciendo todo lo bien que podríamos.

Si nos centramos en la parte laboral, seguro que tras un mes o unos largos días de desconexión te has preguntado ¿pero qué estoy haciendo con mi vida?

Me gustaría poder tener respuesta a esa pregunta, y darte la solución a todos tus problemas, pero ni soy adivina, ni psicóloga, ni pienso ponerte las cosas tan fáciles. ¡Que hay que currárselo oye!

Hay que apostar, luchar, errar, caerse, levantarse y aprender… Y cuando vuelvas a casa tu madre tendrá que ponerte rodilleras o coderas en el nuevo chándal que te ha comprado para empezar el curso bien guapetón, o guapetona. Así es la vida.

Pero lo que sí puedo hacer es ayudarte a poner tu empresa o proyecto listo, preparado y guapetón para que este nuevo curso sea el primero de la clase.

Ya seas un autónomo, estés desarrollando un proyecto o seas el director de marketing de una empresa consolidada, es necesario tomarte el tiempo para parar y tomar decisiones.

Volver a los inicios, a lo básico, y analizar si lo que estás haciendo tiene sentido, si hay otros caminos (otros servicios, tipos de cliente) que no habías tenido en cuenta o simplemente para detectar posibles mejoras.

En primer lugar nos centraremos en tu imagen. ¿Hace cuánto que usas los mismos colores y diseños o que no renuevas tus tarjetas de visita? ¿Tu logo se adapta a los diferentes formatos digitales?

En definitiva, ¿tienes una imagen moderna o actual que refleja con lo que tú eres y con la que tu público se siente identificado?

Me gustaría que te hicieras esta pregunta. Y si tu respuesta es NO… ya tienes un nuevo propósito para el nuevo curso.

Por otro lado ‘es bien’ hacer una revisión de tus servicios y tu público objetivo, porque muchas veces tenemos al alcance una gran oportunidad de mercado y no somos capaces de verla, porque vamos como burros persiguiendo a la zanahoria.

Echa un vistazo a tu competencia más directa, a los servicios que ofrecen y cómo lo ofrecen, ¿en qué se diferencian de lo que tú haces?

Y ve más allá. Analiza tu mercado y tu competencia indirecta, aquellos que satisfacen la misma necesidad que tú pero ofrecen productos o servicios diferentes. ¿Podrías implementar alguno de esos servicios a los tuyos? ¡Seguro que alguna buena idea sacas para tu negocio!

Y si no eres capaz de dejar de mirar a la zanahoria, no te preocupes, y pide ayuda.

Sobre todo a la hora de dar a conocer tu empresa y de llegar a tu público, porque puedes tener un producto maravilloso u ofrecer un servicio único y excepcional… que si tu cliente no se entera te vas a quedar tú sólo con tu súper producto o servicio.

Hoy en día, las formas de comunicar y dar a conocer tu negocio son infinitas, y cambian casi a diario.

Por eso, aunque estés convencidísimo de que tu marca y tu imagen es la leche, y tengas súper claro tu público y tipo de negocio, es indispensable y casi obligatorio que mínimo una vez al año te replantees la forma de darte a conocer y de llegar a tus clientes.

Porque seguro que de un año a otro han cambiado muchas cosas, y estás desaprovechando las infinitas posibilidades que nos da Internet y las redes sociales.

¡Y qué mejor momento para esto que la vuelta al cole! Ahora que estás guapetón o guapetona para empezar el nuevo curso, con el uniforme o chándal impoluto, y lleno de energía y nuevos propósitos tras el verano.

Si necesitas orientación, o si ya eres de los que sabe que delegar es importante para seguir creciendo… ponte en contacto con una agencia especializada en comunicación en internet. Como Made The Agency, por ejemplo. 

Los que trabajamos en social media vamos siempre muy rápido a todos lados porque lo valemos o porque nos obligan, eso depende de cada uno… bromas aparte, trabajamos bajo presión, y tenemos que entrenarnos para que nuestro cerebro, nuestros dedos sobre el teclado y nuestro corazón vayan a tope porque si no, no llegamos.

Quien forme parte de la profesión sabe de sobra que se trata de un área que cambia rápido y constantemente y que se convierte en un reto diario, de actualizarse, formarse, estar “al loro” de todas las novedades, estar siempre atento, conectado al mundo virtual e intentando que la vida real exista y no se nos olvide, ideando cosas nuevas, que llamen la atención, redactando, publicando, contestando, supervisando, planificando, cumpliendo objetivos o no….

Lo que mostramos al mundo a través de Internet es puro postureo, porque detrás de ese contenido que tu lees en Facebook y que te gusta tanto, o quizá no te gusta mucho o te parece tan #megachachipirulijuanpelitilla, hay sudores y lágrimas a veces, horas de trabajo, risas, reuniones, videos, risas, fotos, textos hechos una y otra vez, tiempos, risas, ordenadores, tablets o móviles bloqueados que te pierden todo el trabajo, muchos tiempo, risas o lloros y ¡vuelta a empezar! ¡yuju!.

Un social media manager tiene momentos muy satisfactorios, momentos muy divertidos, momentos muy surrealistas y momentos muy “chungos”, no todo es de color de rosa en nuestra vida y profesión y quien diga lo contrario es que no quiere ver la realidad y eso es “mal”, porque nunca estaréis preparados si tenéis que conseguir algún reto complicado, superar alguna mala pasada o controlar alguna crisis de reputación.

Marcas, empresas, colegas de profesión, estudiantes, mamá, cariño, quiero que sepáis que no todo es posible en social media, aunque SI casi todo, que se puede llegar a objetivos si no pierdes la constancia, si trabajas, trabajas y trabajas pero bien, bien no por decir “soy la repera”, si no siendo honestos y poder decir trabajo muy bien y con mi trabajo hago que las marcas y las empresas se beneficien, vendan más, las conozca más gente.

A todos los interesados en el asunto os pido que leáis la siguiente lista de lo que hay que tener claro antes de creer ser un social manager TOP o antes de agobiar a tu agencia de comunicación digital con que no tienes 10.000 fans en Facebook y no estás contento.

Las 5 causas por lo qué las redes sociales no son de color rosa:

1) Para estar bello hay que sufrir. El éxito no llega de la noche a la mañana por crear hashtag molones o por publicar post preciosos o tener un buen plan de social media, la realidad es que hay miles de marcas y empresas que lo hacen bien y para ser un referente hay que trabajar de forma constante y tener paciencia porque quizá no lo logremos en meses (los más suertudos) o en años (siendo realistas).

2) Las redes sociales no sacan a nadie de pobre. Los social media pueden dar un impulso grande a una empresa o marca, sirven como plataforma de venta directa en muchos casos, siempre si hay un buen trabajo detrás. Pero desengañaos todos, lo principal es el impacto que se produce sobre las seguidores, la llamada acción de marca con el objetivo de aumentar las ventas.

3) Quien invierte más “money” gana. En Internet hay mucho contenido, demasiado, por lo que hay veces que hay que invertir en publicidad más de lo que a las marcas y empresas les gustaría para poder estar bien posicionados y por encima de la competencia.

Mensaje a pasados, presentes y futuros clientes: No os quejéis porque haya que invertir en esto y menos a nosotras, escribid a Mark Zuckerberg y le pedís explicaciones.

4) Lo tuyo te parece lo mejor, pero a los demás les da exactamente igual. Para no gastar esfuerzos, lo mejor es centrarse en tus fieles seguidores, aquellos que de verdad valoran lo que públicas, no la panda de pasotas que solamente decidirán hacerte caso cuando ellos quieran.

5) Es más de lo que parece. Los profesionales de social media tenemos que ser muy habilidosos en muchas cosas como escritura, estrategia, organización, creatividad, imagen… hay veces que parece que estar en redes sociales es genial, a muchas personas les encantaría dedicarse a esto porque les encanta subir fotos a su Instagram, twittear a los famosos en plan “grupi” o comentar en Facebook a diestro y siniestro.

Si quieres ser un profesional de social media tendrás que formarte y mucho, no solo te vale un cursito online de gestión de redes sociales, también tendrás que trabajar y mucho porque la experiencia es lo que más te enseña.

Marcas y empresas, si valoráis el trabajo que hay detrás de los social media, vuestros negocios llegarán a buen puerto. ¡De nada!

Cada vez más surgen pequeños negocios y empresas creadas por emprendedores con ganas de mejorar su calidad de vida o de, por fin, poder dedicarse a lo que disfruta haciendo.

Por eso, cada vez vemos en Internet a más amigos con una página web de su empresa, aunque la mayoría empiezan con una página profesional en las redes sociales. Parece fácil pero os estáis adentrando en los terrenos del marketing digital, y pueden ser muy pantanosos si no sabéis hacerlo bien.

Por eso, este post está dedicado para ti o para tus amigos con ganas de darlo todo para que salga vuestro proyecto adelante, pero no disponéis de mucho ‘cash’ para invertir al principio.

Si tienes una buena idea de negocio y estás en el momento de darte a conocer no lo dudes, tírate a la piscina de lleno, y ve a por tus posibles clientes a través de las infinitas posibilidades que te ofrece en el marketing digital.

Para ello, querido Sr. Palomo, tienes que tener en cuenta lo siguiente:

1. Dónde está tu cliente y cómo vas a llegar a él

Muy bien, tienes una idea maravillosa y se la vas a contar a todo el mundo en las redes sociales. PERO… ¿todo el mundo es tu público objetivo? ¿Y si concentras tus esfuerzos en llegar de forma más directa justo allí donde está tu posible cliente?

Así que primero analiza bien quién compraría tu producto, y búscalo en Internet. Es decir, qué hábitos de consumo tiene, por qué páginas navega, o qué otros perfiles profesionales sigue, qué tipo de contenidos le gusta. Una vez que sepas esto sabrás mucho mejor cómo llegar hasta él y cómo seducirle, y así poder alcanzar un mayor impacto en cada una de tus publicaciones.

2. Qué es lo que tiene tu marca de diferente y ser capaz de contarlo

A no ser que tengas una idea súper innovadora, te vas a encontrar en un sector del mercado con grandes niveles de competencia. Por lo que descubre qué es lo que ofreces tú que sea diferente al resto y por qué tienen que comprarte a ti en vez de a otros. ¡Y tienes que ir a por todas con ello!
Es decir, que toda tu comunicación digital esté centrada en transmitir a tu público eso que te hace único.

3. ‘Be professional my friend’

Una de las grandes diferencias con tu competencia podría ser el gestionar tu comunicación en Internet de forma profesional. Vamos, que si tu vecino no lo está haciendo bien, es el momento perfecto para empezar a captar tus clientes (y los suyos) a través de los medios sociales. Aquí quién no corre vuela amigo, y quedarse dormido en los laureles sólo significa una cosa: ¡hasta luegui tú y tu empresa!

Así que deja ya de posponerlo y ponte en serio con el marketing digital de tu marca, dedicando el tiempo suficiente para que tu imagen esté perfecta y tus contenidos sean interesantes y enamoren a tus seguidores.

Acuérdate, que si no tienes el tiempo, ni las ganas, ni los conocimientos, las chicas de MADE The Agency estarán encantadas de echarte una mano prima.

Me tenéis todos frita.

TODOS VOSOTROS que usáis vuestros logos pixelados, los que no respetáis los márgenes, los que ponéis textos que no se leen, los que seguís usando comic sans…

Los que usáis doscientas tipografías en un mismo diseño, los que no respetáis las propias de vuestra marca, los que pensáis que cuantas más cosas se escriban se entenderá mejor un texto.

Los que imprimís vuestros folletos en folios o con faltas de ortografía. ¿Y qué decir de los que  ponéis vuestro logo cortado en la foto de perfil de las redes sociales, o el logotipo con fondo blanco sobre imágenes a color?

Suelo respirar varias veces profundamente y cuento lentamente hasta diez. Intento ponerme en vuestro lugar, pero no lo consigo. Es superior a mí.

¿Es que no entendéis que todo esto que hacéis está contando directamente a vuestro posible cliente lo que sois? ¿No habéis escuchado nunca que la primera impresión es la que cuenta? ¿Qué una imagen vale más que mil palabras?

Pues todo esto sirve igual para vuestra marca y vuestra empresa o negocio: la imagen que mostréis de vosotros es la que verá y percibirá vuestro potencial cliente.

Por lo que si tenéis una imagen profesional, cuidada, de calidad… éste percibirá lo mismo de vosotros y vuestro negocio: un profesional o una empresa que cuida los detalles y que ofrece un servicio de calidad.

Sin embargo si la imagen que vuestro potencial cliente recibe de vosotros es mediocre, con faltas de ortografía, no se lee correctamente, ni se entiende… irremediablemente percibirá que el trabajo o servicio que ofrecéis será igual de malo.

Voy a intentar explicarme, con paciencia y tranquilidad para que mi mensaje llegue claro y directo a TODOS VOSOTROS.

O a ti especialmente, que te das por aludido. Sólo quiero que te quedes con estas dos frases:

  • MENOS ES MÁS

Tu logo, los mensajes y las imágenes que muestras…  cuanto más sencillos y claros sean, mucho mejor, ya que serán más fáciles de recordar. (Y también tendrás menos posibilidades de cagarla.)

  • SI LO HACES, HAZLO BIEN

Imágenes pixeladas no, gracias. Piensa en los pezqueñines y no lo hagas más.

Si el tamaño de la foto o el logo no es lo suficientemente grande no lo uses, si la imagen no se ve correctamente y el texto no se entiende no lo pongas, utiliza otra imagen u otro recurso. Confía en mí, el resultado será infinitamente mejor.

También es muy importante tener en cuenta los márgenes para que la imagen tenga un equilibrio. Esto es algo que se le escapa a mucha gente, pero hazme caso e intenta recordarlo, es muy muy muy importante.

Lo de las faltas definitivamente no tiene perdón. Puede que la ortografía no sea tu fuerte, pero Internet está lleno de información ante posibles dudas, y seguro que tienes algún amigo un poco más hábil en este terreno que pueda echar un vistazo a tu texto. ¡Llama a tu amigo antes de que deje de serlo cuando le digas que le ‘hechas’ de menos!

Espero que estos consejos básicos te ayuden y puedas aplicarlos en tu día a día. Aunque, si de verdad te importa tu negocio, lo mejor será que dejes tu imagen en Internet en manos de profesionales de la comunicación, el marketing digital y el diseño.

Alucino vecino cada vez que escucho a alguien, incluso a algunos que se presentan como expertos en marketing digital, decir que estar en Internet es el futuro, que es el momento de que su empresa esté presente en el mundo 2.0…

– ¿Perdonaaaaaaaaa? (Año 2016, siglo XXI, mundo digital a no poder más y un largo etc, etc, etc), o estoy sufriendo una pérdida auditiva o eres familiar directo del Tyrannosaurus Rex. Un poco más y decides estar en Internet cuando se ha pasado de moda, pero no te apures, nunca es tarde si la dicha es buena.

Desde la era industrial, las empresas se han ido adaptando a cada novedad tecnológica y social, sobre todo desde la llegada de Internet. Cambios rápidos para algunas organizaciones que tuvieron que asimilar desde ese momento que había que tener como mínimo una web, como escaparate de sus productos y servicios al mundo. Y costar, ha costado… que aún hoy, todavía hay empresas que no tienen web o que no renuevan su diseño desde los años 90. ¡Increíble pero cierto!

Y de pronto… llegaron las redes sociales a nuestras vidas, esto sí que vino de forma rápida y drástica, y claro, muchísimas empresas no han tenido el tiempo necesario para adaptarse y cambiar y otras han podido y sabido acomodarse perfectamente convirtiéndose en verdaderas empresas sociales.

Y os preguntaréis:
¿Qué significa ser una empresa social?, ¿es suficiente con tener una serie de perfiles abiertos en las principales redes sociales?

Y yo, que soy muy generosa y muy maja, os contaré que el factor más importante para que una empresa sea social es que los usuarios la perciban como tal, y por supuesto, si cumplen varios requisitos son TOP:

Cambios si, miedos no. El miedo es el mayor freno de la vida, aquí y en Pernambuco. Una empresa que no tiene miedo a los cambios, es una empresa social, pero no basta con adaptarse, si no con estar permanentemente transformándose.
Redes sociales, el pan de cada día. Comunicación sin límites ni barreras entre empresa, clientes, empleados, proveedores, ciudades, pueblos e incluso países. Si no sabes cómo hacerlo, te ayudamos.
Blog para enterarse mejor. Lo motores de búsqueda, o más bien, Mr. Google, nos tiene pìllados por la solapa, por lo que un blog es una herramienta imprescindible para posicionarse, y lo mejor es que es una plataforma clave para que los interesados conozcan más sobre la organización.
Marketing digital = marketing social. Redes sociales como principal canal para crear campañas y desarrollar estrategias de social media marketing.
Open 24 h. Sin horarios, accesible a cualquier persona con el único requisito de tener conexión a Internet.
Más transparente que el agua. Con errores y sin ellos, dando la cara al mundo, así es como se presenta una buena empresa social. Contando y explicando lo que hace, interesándose porque todo este bien y mejore cada día.
Humanizar la marca. Aunque este concepto nos resulte demodé como dice el titular del post, la realidad es que la marca que habla en Internet de tú a tú es la que triunfa, y que sin abandonarla, deja la seriedad corporativa al margen.
Renovarse o morir. Escuchar a los clientes, analizar e innovar es primordial para alcanzar el éxito social de la empresa. No podremos decepcionar a nuestros seguidores y clientes si lo que hacemos es lo que nos piden.

En definitiva: “LO QUE HACES, ES LO QUE ERES”.

La vemos en todas partes y la usamos a diario, pero… ¿de dónde ha salido la arroba?

No sólo su nombre es curioso, ya que su forma gráfica es de lo más interesante.
Pues bien, como casi todo en esta vida, la @ también tiene su origen y una explicación.

La arroba como tal proviene del árabe, “ar-roub” y quiere decir cuarto o cuarta parte.
El símbolo arroba @, se cree que tiene origen en la abreviación que utilizaban los copistas de la Edad Media para escribir la preposición ad. Si tienes que escribir cientos de libros en latín a mano, lo normal es que te acabes inventando un COPY PASTE o algo así de la época.

Pues bien, esto parece ser que es lo que hicieron los espabilados de los copistas. Al tener que transcribir tantas veces la preposición latina ad, unieron ambas letras creando un símbolo gráfico tan bonito como es la @. Como la preposición ad quiere decir “hasta” o “hacia”, se utilizaba mucho en la época y el uso de la @ comenzó a popularizarse.

En las cartas era normal escribir una @ y el nombre de la persona a la que iba dirigida como @PEPITO , “hacia PEPITO”. ¿Te suena? Sí, efectivamente aquí tenemos el que sea posiblemente el tatarabuelo del email.

También como te he explicado antes, la arroba era una unidad de medida, así que también se popularizó su uso gráfico para hacer cuentas comerciales.
Se ha encontrado una carta enviada en 1536 desde Sevilla a Roma por un mercader, donde ya se puede ver el uso de nuestra amiga en citas como “Una @ de vino, que es como 1/3 de barril, vale 70 u 80 ducados…”

En Estados Unidos a la arroba se le llama “at”, que también quiere decir “a” “hacia”, por lo tanto utilizaban la arroba en sustitución de estas preposiciones. Así cuando se inventaron las máquinas de escribir también incluyeron el signo @ y de ahí a los ordenadores.

Y llega el año 1971 y un señor llamado Ray Tomlinson crea el correo electrónico o email. Dándole vueltas pensando qué signo podría utilizar para identificar a las cuentas de correo, no se le pudo ocurrir mejor solución, la arroba.

¿Y sabes cuál fue la primera cuenta de correo electrónico de la historia? tomlinson@bbn-tenexa. Es decir, tom linson en bbn-tenexa, alucinante.

Hoy en día el uso de la @ está en todas partes. Además de usarla en los emails, la usamos en Twitter, Facebook, Instagram y demás redes sociales antes del nombre de usuario, @madetheagency.

Otro uso que tiene es para el lenguaje no sexista. Últimamente en España se está utilizando para no definir un sexo en concreto al escribir sustantivos. Al utilizar la @ ya estás hablando del género masculino y femenino porque parece que la @ contiene la a y la o, como por ejemplo niñ@s. Aunque se utilice incluso en escritos de carácter oficial, la RAE no lo acepta como correcto.

Pues nada amigos, ya sabéis de donde viene la @ y ahora ya os toca a vosotros difundir la palabra 2.0.

Nos leemos en el próximo post. ¡Besos y aplausos!

Todo buen geek (friki de las nuevas tecnologías y la informática) conoce al dedillo este mundo aún por descubrir para muchos, pero si te dedicas al marketing o trabajas en una agencia de publicidad, más vale que te pongas al día con todo este tipo de soluciones y facilidades móviles, porque, cada vez más, los clientes solicitan una aplicación que ayude a promocionar su producto o negocio.

Cuando era pequeña y tenía que pedir un deseo al soplar las velas, o incluso cuando rezaba por las noches, siempre pedía una cosa: un mando. Un mando como el de la tele, al que pudiera pedir deseos, daba igual el número de deseos que el mando me permitiera, siempre que fuera más de uno, porque el último de éstos siempre sería volver a recargar el mando con deseos nuevos.

Creo, que con toda la tecnología móvil de estos años y la que nos queda por conocer, se está haciendo realidad mi sueño de tener en un mando, o mejor dicho en un teléfono móvil, todo lo que puedas desear.

Si tienes uno de estos móviles de última generación, puede disponer de todo lo que imaginas con sólo pulsar tu pantalla:

Desde una forma de ver el cielo con otros ojos mediante una app que reconoce todas las estrellas, las constelaciones, los planetas, satélites… sólo tienes que coger tu móvil y ponerlo delante de la estrella que quieras saber su nombre. También puedes ver las estrellas desde dentro de tu casa, por ejemplo tumbado en tu sofá.

O para las mamás, hay una app que te dice el día a día de tu embarazo. Cómo va evolucionando tu bebé según el día y la semana de gestación en la que estés, y te explica las cosas o molestias estás sintiendo y el porqué de cada una de ellas: si está desarrollando sus órganos vitales, los huesos, o si el bebé está aprendiendo a eructar.

La que más me impresionó últimamente, fue la app que ‘espanta a los mosquitos. Al principio creí que era la típica broma, pero cuando me aseguraron y perjuraron que no era ningún chiste o vacile, sino que funciona mediante una frecuencia o sonido que los ahuyenta, me quedé alucinada y con ganas de investigar mucho más sobre este mundo lleno de posibilidades.

Así que ya seas consumidor habitual de esta tecnología, o propietario de un negocio con ganas de innovar y crecer, o si eres un creativo lleno de ideas y tiempo libre… dale al coco, abre tu mente y piensa cualquier deseo y pídeselo a tu mando (o teléfono móvil).

Además ya existen bastantes empresas especializadas en el desarrollo de apps móviles, que convierten tus ideas en deseos alcanzables y lo mejor de todo, abiertos al mundo entero, sin barreras ni limitaciones para soñar, crear, solucionar, inventar y evolucionar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies