Category: digital

¿Te acuerdas de lo que significaba “inversamente proporcional” y “directamente proporcional”?

No te preocupes, yo te lo explico con un par de ejemplos digitales muy reales y muy claritos:

Ejemplo 1:
La velocidad digital es inversamente proporcional al tiempo que respiras, o lo que es lo mismo, mientras la velocidad digital aumenta el tiempo que respiramos disminuye.

Ejemplo 2:
La velocidad digital es directamente proporcional a la sobresaturación de información en nuestras cabezotas, o lo que es lo mismo, mientras la velocidad digital aumenta nuestro cerebro recibe un aumento de información.

Desde MADE queremos reclamar a la querida velocidad digital que nos devuelva un cachito de nuestras vidas, cada día trabajamos, experimentamos, nos especializamos y seguimos renovándonos SIN FRENO, ya que nunca paran de salir actualizaciones, nuevas herramientas de gestión de marketing digital y miles de cosas más con las que no os quiero aburrir en nuestro mundo de la comunicación y la publicidad digital.

Si, necesitas un profesional para que gestione tu marketing en general, digital en particular, o si no deja el resto de tareas de tu empresa, fórmate, experiméntate, comete errores, aprende de ellos, delega el resto de acciones en otras personas y dedícate solamente a esto porque no podrás abarcar mucho más, tienes mucho trabajo por delante.

A todo el tiempo que hemos invertido en saber lo que ya sabemos, y a todos los años que a así a lo tonto llevamos en el sector, debemos sumarle el que tenemos que estar al día de todo lo que acontece para que los resultados de nuestros clientes en marketing digital y en todas las acciones que realizamos (gestión de redes sociales, reputación digital, blogs corporativos…) sean favorables y lleguemos a los objetivos propuestos.

¿Y sabes qué?

Que somos unas enfermas y nos gusta, punto pelota. Y que hemos aprendido a rendir mucho en el horario laboral (con algún extra que otro) y a desconectar mucho más en nuestra vida personal.

¿Y sabes qué?

Que somos unas expertas en optimizar el tiempo al máximo para que las marcas obtengan los mejores resultados, realizando las acciones con mayor eficiencia y si no te lo crees, pues nos llamas y nos pones a prueba.

¿Y sabes qué?

Que encima somos felices y comemos perdices.

Si tu empresa sigue con la misma web que en los 90 y no se mete en #todoeserollodelasredessocialesyelmarketingdigital porque “no sabes de eso” o porque “crees que no lo necesitas”, te acompañamos en el sentimiento, bye bye monada, lo hiciste muy bien en el siglo pasado, ahora puedes formar parte de la historia no digital de este planeta.

Sólo unos cuantos sacrificados como nosotras dejemos de respirar de vez en cuando para mantenernos al día de la velocidad digital y que las marcas y las empresas revivan, crezcan y se hagan notar, por lo que aprovecha que lo mismo un día ya no nos encuentras, y si, habrá otros que harán las mismas cosas, pero jamás como nosotras.

No nos mires, no nos leas, ¡Llámanos!

Has oído bien, el pasado sábado tuve una visión y tenía que compartirla. Igual que la serie de Fibonacci, con numerosas aplicaciones en las matemáticas y la naturaleza… he descubierto el “método de Ligonacci”. Es un método infalible para crear una estrategia en Facebook eficiente y para conseguir un ligue el ‘Saturday night’.

 

Empecemos por el principio. ¿Qué queremos conseguir?

Hacer una campaña de publicidad en Facebook es relativamente fácil, ya que sólo tienes que seguir los pasos que te da la plataforma para ello. En principio es bastante intuitivo.

Lo que es más difícil es hacer un anuncio o una promoción en Facebook eficiente. Es decir, que llegue al público que deseas, que éste interactúe con tu anuncio, que se convierta en un ‘like’, en un nuevo seguidor o una visita a tu web.

Lo mismo pasa de fiesta, ligar es fácil, no tienes que hacer mucho que alguien muestre interés. Pero… ¿cumple tus expectativas? ¿Es lo que estás buscando? ¿Queréis las mismas cosas?

Pero estás de suerte, hoy me he levantado decidida a compartir el “método de Ligonacci” contigo, y aquellos trucos que he aprendido a base de hacer campañas más y menos exitosas, y de no entender por qué a los seguidores no les gustaban o llegaban mis anuncios preciosos.

Y a base de pestañear, de contonear las caderas y de mantener miradas durante tantos minutos que se me secaban las lentillas.

Entonces, lo primero es pensar qué quieres conseguir con tu campaña en Facebook o con tu ligue.

. ¿Dar a conocer un nuevo producto o servicio, mostrar tu nueva web, promocionar un evento… o simplemente aumentar tus seguidores?
. ¿Un ‘me gustas’? ¿Un/a amigo/a con derecho a roce? ¿Una visita a tu casa? ¿O simplemente aumentar tu número de ligues?

 

Tipos de Anuncio vs. Estrategia

Define bien cuál es tu objetivo principal, y lo más importante, hazlo cuantificable para que una vez terminada la campaña ( o la noche) puedas valorar los resultados obtenidos y redefinir (o no) tu estrategia.

No vale de nada que tu objetivo sea aumentar seguidores, ya que no es lo mismo aumentar 10 que 300. ¡Tienes que poner un número o un porcentaje a tu objetivo!

screen-shot-11-15-16-at-10-22-am

En el caso del sábado noche, marcar el objetivo significa que no vale ir a un grupo de amigas/os e intentarlo con cada una o cada uno hasta que alguien muestre algo de interés. Tienes que ir a por alguien en especial, y si no funciona ya sabes que tu estrategia ha sido errónea. Y tienes que cambiarla.

Una vez tienes claro qué quieres conseguir, hay que ponerse manos a la obra. ¿Cómo voy a alcanzar mi objetivo? O mejor dicho, ¿qué estrategia voy a seguir para alcanzarlo?

 

Tipos de Segmentación vs. Público Objetivo

El segundo paso clave es definir a quién diriges tu campaña; cómo es tu público objetivo, su procedencia, su idioma, sus gustos e intereses.

En el caso de Facebook puedes definir de forma muy específica quién quieres que vea tus anuncios. Y seguro que muchos no lo sabéis, pero hay una opción en la que puedes crear un ‘público personalizado’ importando a los suscriptores de tus newsletter, o incluso aquellos que hayan visitado recientemente tu web.

screen-shot-11-15-16-at-10-24-am

Y en el caso del sábado noche está claro. ¿No?

Tienes que saber a quién lanzas tus flechas. De donde viene, cómo es, qué le gusta, y detectar todo lo qué tenéis en común.

 

Contenidos que enamoren

Y una vez tienes claro el objetivo a alcanzar, el público al que te diriges y la estrategia. Sólo te queda ir a por todas, lanzarte al vacío y dar lo mejor de ti.

A la hora de crear un anuncio en Facebook busca imágenes atractivas que se identifiquen con tu marca, y frases cortas que impacten. Y por supuesto, contenidos que se adapten al idioma, lenguaje y tono del público al que te diriges.

O lo que es lo mismo, ponte guapo/a, resalta lo mejor de ti y no te andes con rodeos. Y claro está, adáptate a tu objetivo: si es guiri tendrás que adaptarte al idioma, ¿no?

 

Tips extra para triunfar

– Cuando promocionas una publicación o haces un anuncio es mejor hacerlo durante pocos días invirtiendo más dinero, que dividiendo esa cantidad en varias semanas. Esto último hace que le aparezca a tu público objetivo durante mucho tiempo en su perfil personal, se va a cansar de verlo y le causará rechazo.

– Cuando creas una campaña, Facebook te da la posibilidad de crear varios anuncios con diferentes imágenes y textos. Durante el transcurso de ésta, analiza los resultados y deja sólo visibles aquellos anuncios que están teniendo más éxito.

– Definir el público es la clave para que tu anuncio llegue a más personas interesadas en tu marca o producto, por lo que invierte el tiempo necesario en definirlo bien. Es importante que sea un público bastante amplio (Facebook lo determina con una aguja que se vuelve verde) y específico a la vez. Esto lo consigues además determinando los intereses de ese público: entre 6 y 10 intereses está bastante bien.

O lo que es lo mismo…

– Elije con precisión a la persona en la que vas a invertir tus esfuerzos, , y que sea alguien accesible. Brad Pitt está soltero sí, pero… vive un poco lejos.

– Y no insistas demasiado. Si tu objetivo no se muestra interesado después de varios intentos y estrategias. Cambia de ligue. No te merece. Y sigue practicando.

Si quieres saber más sobre el ‘Método de Ligonacci’, o si quieres realizar una campaña de Facebook eficiente dentro de tu estrategia de Social Media Marketing, contacta con Made The Agency.

Si, has leído bien, la palabra “flow” es totalmente compatible con la optimización SEO. Se puede tener un blog bien posicionado, que no sea un auténtico rollazo y que además ofrezca contenido de calidad, que responda a las preguntas del usuario en Google para que se ponga contento y nos posicione más que a los demás.

No te obsesiones con la optimización de los elementos técnicos (que no hay que dejarlos de lado), lo realmente importante es que el contenido que compartas le guste a los usuarios, les interese, les parezca divertido, les aporte valor… (Siempre y cuando estés escribiendo para personas, no para robots).

Te vamos a dar unas nociones básicas y de sentido común de cómo escribir un buen texto a nivel SEO para tu blog:

1. Pon un título que mole, que atraiga, que te diferencie de los trescientos contenidos que hay hablando del mismo tema que vas a escribir y por supuesto que tenga sentido con el texto que llega después.

2. La estructura del texto no tiene más complicación que seguir un orden de escritura correcto para que la lectura tenga sentido, vaya que no vale poner el subtítulo al final del texto y el título en mitad, simplemente se trata de ordenar la información, lógico ¿verdad?.

3. Escribe un contenido que tenga calidad, ni hay tiempo para leer tonterías y textos vacíos, ni a google les gusta que copies, que escribas algo que no sea acorde con el público al que te diriges, que te repitas como los cromos o que te enrolles como las persianas sin ningún sentido.

Haz un texto que le guste a tu público, que se note que no es un contenido forzado, escribe de lo que te gusta y/o documéntate antes para escribir con conocimiento, que transmitas un mensaje, que enseñes algo o simplemente que disfrutemos todos leyendo.

4. El tamaño es importante por lo que procura no hacer tu artículo de menos de 350 – 400 palabras, un poquito más seria ideal (siempre que aporte calidad).

5. Las palabras clave con sentido por favor, el post debe ir dirigido hacia un tema que se esté buscando o palabra clave, pueden servirte de gran ayuda herramientas como Google Keyword Planner o Google Trends

Ojo con poner palabras clave que no tengan nada que ver con el contenido ya que puede penalizarte, que esto no es como poner quinientos hashtag en Instagram…
Intenta que la palabra clave que estés trabajando se repita al menos tres veces en el texto del post, aunque siempre con sentido en la redacción, que no parezca un pegote.

6. La URL importa más de lo que crees, optimízala para la palabra clave con la que quieras posicionar tu post, elimina las stop words como por ejemplo las preposiciones ya que no aportan ningún valor.
Ejemplo: www.madetheagency.com/blog/trucos-seo-blog

7. Cuida al máximo la meta descripción ya que es el texto que se muestra en google bajo el título de resultados y se utilizan como escaparate, como llamada a la acción, para hacer que la gente quiera meterse en tu link y no en otro, cúrratelo un poquito anda, que se tarda lo mismo en hacer las cosas mal que en hacerlas bien.

Ahora toca practicar y sale solo, eso si, todo esto no sirve de nada si luego no lo compartes por ejemplo en tus redes sociales, como ves no es tan horrible conseguir hacer un texto para tu blog con un poco de flow y además optimizado para SEO. ¿Te animas a escribir uno y a contarnos como te ha ido?

Si por el contrario, quieres que escribamos los post de tu blog y que a tus lectores y a google se les caiga la baba contacta con nosotras sin ningún compromiso.

BE DIFFERENT, BE MADE

Las lineas que siguen son mis reflexiones, mi opinión, puedes compartirla o no, y leer este post o no.

Marketing digital, redes sociales, Instagram, Facebook, Twitter, Snapchat, Google plus, plataformas digitales en general. Escaparates que se nos escapan de las manos y de la lógica muchas veces.

Empezamos a ser y tener amigos en redes sociales, y no precisamente de esos que se cuentan con los dedos de una mano, seguidores desconocidos, me gustas, corazones y demás parafernalia que nos ponen al alcance de nuestros dedos, en nuestro ordenador, en nuestro móvil, en nuestra vida.

Éxito total y absoluto, rivalidad entre unas redes y otras, dependencia de estar presentes, de estar a la vista de todos, de contar al mundo muchas cosas, a veces demasiadas.

¿Por qué necesitamos tener la aprobación de la gente para todo? ¿queremos ganar seguridad con ello? ¿dar envidia a no sabemos quien? ¿somos unos egocéntricos?. Enseñar nuestras vidas para que vean lo bien que nos lo pasamos, los amigos que tenemos, la comida que probamos o incluso el tipazo que se nos ha quedado tras un mes haciendo ejercicio, ¿no es ridículo? ¿no roza el limite de la enfermedad social? ¿no da un poco de vergüenza incluso?

Nos hemos convertido en marcas personales, y no nos hemos dado cuenta de ello en la mayoría de los casos.

Llegó Intagram, hoy la reina del mambo en el baile de fin de curso. Con sus fotos bonitas, no reales casi siempre, sus filtros que convierten una foto de caca en una imagen genial. Enseñando momentos, piernas, torsos y escotes, platos de comida en restaurantes molones, reuniones, sonrisas…

Para las marcas esta red social es un escaparate increíble, para mostrar su producto, su servicio, las sensaciones que producen, las necesidades que cubren o la forma de vida que permiten. Y todos somos libres de seguir o no una marca determinada.

Deberíamos aprender del uso de Instagram (y de otras redes sociales) que hacen los profesionales, contando lo justo y necesario, con un objetivo, y por supuesto una estrategia.

Me imagino a veces cómo sería si un plátano de canarias, cobrase vida, por poner un ejemplo de producto nacional. ¿Crees que se haría un selfie de esos horrorosos que se hace la gente (juro que jamás lo he hecho) en el espejo del baño con el inodoro de fondo, el rollo de papel higiénico, poniendo morritos o enseñando sus cuadraditos? Yo, no lo veo.

El plátano de canarias sabría que es el mejor plátano, que su interior es maravilloso ya esté más negro o más verde en su exterior, todo depende de gustos, y seguro que no se vendería con una foto en el baño de su abuela.

Yo pienso que hasta un plátano sería más inteligente que nosotros, compartiría información de interés, por ejemplo lo que nos beneficia comer plátanos, las recetas que se pueden hacer con él, cuál es su origen y su historia e incluso para qué personas está recomendado o no, lo que perjudica comerlos en exceso… cosas que aportan y que le vendan o no, tienen un objetivo, mostrarse tal como es, con lo bueno y lo malo, sin filtros de belleza.

¿Cuál es nuestro objetivo al subir una foto? ¿Cuál es tu objetivo? ¿El de tu marca? ¿Quieres que gestionemos tus redes sociales? ¿quieres que llevemos tu cuenta de Instagram al éxito?

¡Llámanos! (Abstenerse los que quieran que gestionemos cuentas personales y plátanos de canarias).

Por cierto, no te preocupes si alguna vez te has hecho un selfie en el baño y los has subido a tus redes sociales, todos nos equivocamos alguna vez. =)

Los que trabajamos en social media vamos siempre muy rápido a todos lados porque lo valemos o porque nos obligan, eso depende de cada uno… bromas aparte, trabajamos bajo presión, y tenemos que entrenarnos para que nuestro cerebro, nuestros dedos sobre el teclado y nuestro corazón vayan a tope porque si no, no llegamos.

Quien forme parte de la profesión sabe de sobra que se trata de un área que cambia rápido y constantemente y que se convierte en un reto diario, de actualizarse, formarse, estar “al loro” de todas las novedades, estar siempre atento, conectado al mundo virtual e intentando que la vida real exista y no se nos olvide, ideando cosas nuevas, que llamen la atención, redactando, publicando, contestando, supervisando, planificando, cumpliendo objetivos o no….

Lo que mostramos al mundo a través de Internet es puro postureo, porque detrás de ese contenido que tu lees en Facebook y que te gusta tanto, o quizá no te gusta mucho o te parece tan #megachachipirulijuanpelitilla, hay sudores y lágrimas a veces, horas de trabajo, risas, reuniones, videos, risas, fotos, textos hechos una y otra vez, tiempos, risas, ordenadores, tablets o móviles bloqueados que te pierden todo el trabajo, muchos tiempo, risas o lloros y ¡vuelta a empezar! ¡yuju!.

Un social media manager tiene momentos muy satisfactorios, momentos muy divertidos, momentos muy surrealistas y momentos muy “chungos”, no todo es de color de rosa en nuestra vida y profesión y quien diga lo contrario es que no quiere ver la realidad y eso es “mal”, porque nunca estaréis preparados si tenéis que conseguir algún reto complicado, superar alguna mala pasada o controlar alguna crisis de reputación.

Marcas, empresas, colegas de profesión, estudiantes, mamá, cariño, quiero que sepáis que no todo es posible en social media, aunque SI casi todo, que se puede llegar a objetivos si no pierdes la constancia, si trabajas, trabajas y trabajas pero bien, bien no por decir “soy la repera”, si no siendo honestos y poder decir trabajo muy bien y con mi trabajo hago que las marcas y las empresas se beneficien, vendan más, las conozca más gente.

A todos los interesados en el asunto os pido que leáis la siguiente lista de lo que hay que tener claro antes de creer ser un social manager TOP o antes de agobiar a tu agencia de comunicación digital con que no tienes 10.000 fans en Facebook y no estás contento.

Las 5 causas por lo qué las redes sociales no son de color rosa:

1) Para estar bello hay que sufrir. El éxito no llega de la noche a la mañana por crear hashtag molones o por publicar post preciosos o tener un buen plan de social media, la realidad es que hay miles de marcas y empresas que lo hacen bien y para ser un referente hay que trabajar de forma constante y tener paciencia porque quizá no lo logremos en meses (los más suertudos) o en años (siendo realistas).

2) Las redes sociales no sacan a nadie de pobre. Los social media pueden dar un impulso grande a una empresa o marca, sirven como plataforma de venta directa en muchos casos, siempre si hay un buen trabajo detrás. Pero desengañaos todos, lo principal es el impacto que se produce sobre las seguidores, la llamada acción de marca con el objetivo de aumentar las ventas.

3) Quien invierte más “money” gana. En Internet hay mucho contenido, demasiado, por lo que hay veces que hay que invertir en publicidad más de lo que a las marcas y empresas les gustaría para poder estar bien posicionados y por encima de la competencia.

Mensaje a pasados, presentes y futuros clientes: No os quejéis porque haya que invertir en esto y menos a nosotras, escribid a Mark Zuckerberg y le pedís explicaciones.

4) Lo tuyo te parece lo mejor, pero a los demás les da exactamente igual. Para no gastar esfuerzos, lo mejor es centrarse en tus fieles seguidores, aquellos que de verdad valoran lo que públicas, no la panda de pasotas que solamente decidirán hacerte caso cuando ellos quieran.

5) Es más de lo que parece. Los profesionales de social media tenemos que ser muy habilidosos en muchas cosas como escritura, estrategia, organización, creatividad, imagen… hay veces que parece que estar en redes sociales es genial, a muchas personas les encantaría dedicarse a esto porque les encanta subir fotos a su Instagram, twittear a los famosos en plan “grupi” o comentar en Facebook a diestro y siniestro.

Si quieres ser un profesional de social media tendrás que formarte y mucho, no solo te vale un cursito online de gestión de redes sociales, también tendrás que trabajar y mucho porque la experiencia es lo que más te enseña.

Marcas y empresas, si valoráis el trabajo que hay detrás de los social media, vuestros negocios llegarán a buen puerto. ¡De nada!

Nos pasamos todo el día navegando, con una pantalla frente a nuestra cara, de redes sociales en redes sociales, de cliente en cliente. Nos nutrimos de mucha información, estamos a la última en social media y redes sociales gracias a grandes referentes para nosotras, a asistir a eventos de marketing digital, a leer blogs, libros, a estudiar y practicar cada día, a permanecer siempre con los sentidos bien despiertos.

Muchas veces vamos recopilando links, post interesantes y frases que nos gustan, nos enseñan y nos inspiran. Para que no se pierdan en el olvido como muchas veces pasa aquí van 22 frases de social media que nos gustan:

1. Si el contenido es el rey, la conversación es la reina. John Munsell.
2. Facebook nació para dar a la gente el poder de compartir y hacer del mundo un lugar más abierto y conectado. Mark Zuckerberg.
3. En Social Media, la mejor forma de tener una buena idea es teniendo muchas ideas. MADE The Agency.
4. Activa a tus fans, no solo los colecciones como cartas de baseball. Jay Baer.
5. Eres lo que publicas en Twitter. Alex Tew.
6. Las empresas que entienden el Social Media son las que dicen con su mensaje: te veo, te escucho y me importas. Trey Penningto.
7. El Social Media elimina al intermediario, proveyendo a las marcas la oportunidad única de tener una relación directa con sus clientes. Bryan Weiner.
8. Twitter es un buen sitio para decirle al mundo lo que estás pensando antes de que hayas tenido la oportunidad de pensarlo. Chris Pirillo.
9. Ya no buscamos las noticias, ellas nos encuentran. Eric Qualmann.
10. Social Media es acerca de personas. No acerca de tu negocio. Cuida de la gente y la gente cuidará de ti.” Matt Goulart.
11. Twitter se ha convertido en el sistema nervioso de nuestras sociedades, y hay que aprender a utilizarlo, José Luis Orihuela.
12. Tu eres la herramienta para el Social Media, Twitter es solo una aplicación para que crezcas e influyas dentro de tu sociedad. Razan Khatib.
13. Las conversaciones entre los miembros de tu nicho ocurren te guste o no. El buen Marketing alienta el tipo de conversación correcta. Seth Godin.
14. Hazte esta pregunta constantemente: ¿Dónde puedo añadir más valor a lo que me importa más a mí y a las personas que les importo?” Chris Brogan.
15. Las Redes Sociales no son transaccionales, son relacionales. Octavio Regalado.
16. Tienes sólo 9 segundos para conseguir impactar. Sally Hogshead.
17. El contenido es el fuego… y el Social Media es la gasolina. Max Fackeldey.
18. Facebook se ha convertido en una plataforma publicitaria social. Juan Merodio.
19. Esto no es una herramienta de Marketing Directo, esto es comunicación humana. Rob Key.
20. Lo que ocurre en Las Vegas se queda en Las Vegas. Lo que ocurre en twitter se queda en Google para siempre. Jure Klepic.
21. El Social Media elimina al intermediario, proveyendo a las marcas la oportunidad única de tener una relación directa con sus clientes. Bryan Weiner
22. El Nuevo Marketing se trata de las relaciones, no del medio. Ben Grossman

Grandes verdades en grandes frases, esperamos que os hayan gustado y que también os hayan enseñado.

Hoy me enfrento a un problema de identidad grave. Ya no soy una persona, soy varias. Pienso, escribo y hablo como si existieran diferentes “yo”. Soy otra según la red social y la cuenta desde la que hablo y según los idiomas en que comunico. Me pongo en la piel de mi foto de perfil y me vuelvo otra. Dicho así, ¡da miedo!

Pero no me asusto, sé que la causa es simple y tiene solución. Dejar mi trabajo… ¡Mentira!

Es que cuando comunicas en las redes sociales, sea desde tu cuenta personal o en nombre de marca o empresa, tienes que jugar un papel. Y para jugarlo bien, te tienes que hacer varias preguntas:

#1 ¿Quién es tu público objetivo?

Está claro que si tu meta son hombres de 50+, no querrás usar emoticones cursis y demasiados puntos de exclamación. Si tu público son adolescentes, sin embargo, no dudarás en usarlos e incluso en abusar de ellos. Tienes que hablar como tu público, ser y actuar como él. De ahí la importancia de crear lo que llamamos un “buyer persona”. Es un modelo, una persona ficticia que creas y a quién das vida, que tiene todas las características del público al cual intentas llegar. Cuando comuniques en las redes sociales, tendrás que comunicarte con esta persona en concreto. Adaptarás tu lenguaje, tu tono de voz y tu vocabulario para encajar con ella.

#2 ¿En qué idioma comunicas?

Claro, ¿y si además de tener características muy diferentes, tu público también es multilingüe? Ahí ya te digo que estás en un lio. ¿Cómo compartir contenido que guste a mis diferentes públicos? ¿Qué idioma elegir? Éstas son las preguntas que te tienes que hacer, y no hay respuesta tipo. ¡Lo siento!

#3 ¿Comunicas con empresas o clientes?

Las marcas que se dirigen a otras marcas o empresas suelen usar un lenguaje más formal, mientras que si te comunicas con clientes habrá más lugar para un estilo más juguetón e informal, ya que su público objetivo será más amplio y diferente (edad, profesión, nivel socioeconómico).

#4 ¿Qué red social usas?

Según la red social que utilices, es importante cambiar tu manera de expresarte y tu tono de voz. Te hará falta usar un vocabulario más simple o ir directamente al grano con Twitter, ya que te limita el número de caracteres. En Instagram, usarás vídeos, fotos, GIFS y mensajes cortos… y hashtags, muuuchos hashtags, si quieres encajar en el molde. Al contrario, si trabajas con LinkedIn, es importante comunicarte con un tono más profesional y formal. ¿Capito?

Entendiendo todo lo anterior, una sola solución: ir probando. Unas publicaciones en mayúscula, o muchos puntos de exclamación pueden parecer agresivas para algunos usuarios, para otros no. Inténtalo, equivócate, y vuelve a intentarlo. Prueba y error. No hay fórmula mágica.

¿Próximo paso? NO MÁS TEXTO. El texto habrá pasado de moda y nos comunicaremos solamente por imágenes o GIFs… ¿Qué piensas?

Una estrategia de marketing digital lleva tiempo y dedicación, no se hace porque sí, sino que se planifica y se hace un paso detrás del otro… ¡No por nada se llama estrategia!

Dependiendo del tiempo que le quieras dedicar, de la amplitud de tu negocio y de tu ambición, pero también de tu presupuesto, elegirás una estrategia más simple o más compleja. Aquí te doy las herramientas más importantes que tienes que usar para empezar la estrategia de marketing digital de tu negocio o marca.

Facebook

Empecemos por el principio. Si tienes un negocio pequeño o una marca que acaba de empezar, Facebook es lo primero en que debes pensar si quieres que te conozca tu público. Porque sabemos que, para algunos, una página web puede ser algo ambicioso y costoso. Y antes que una página web mal hecha o desactualizada, mejor no tener nada. Por eso Facebook es una buena herramienta que, si empiezas en el mundo del marketing digital, es fácil de usar y se considera un buen primer paso para iniciar el contacto con tu público.

Aviso: Una página en Facebook sólo puede seguir a otras páginas, es decir marcas o empresas, y no tiene la opción de seguir a personas en concreto. ¡Para que vayas prevenido!

Twitter

Si aún piensas que Twitter es una red de conversaciones triviales y eventos o noticias diarias superficiales, estás muy equivocado. Twitter se ha vuelto una herramienta esencial para interactuar con tus fans o posibles clientes. En esta red es más fácil conseguir seguidores dentro de tu nicho, y buscar personas que podrían formar parte de tu público objetivo. Es una red en movimiento constante, que se mueve a 100 km por hora, y una vez que la sabes usar, es ahí donde tienes que estar para conversar con tus clientes.

Ahora bien, sé consciente de que si vendes recambios de moto, es muy posible tus potenciales clientes no estén en Twitter y tampoco te van a ir a buscar a través de esta red social, o si, hay que hacer una investigación de mercado previa. Dependiendo de tu sector y de tu público objetivo, Twitter puede ser más o menos útil… ¡Estúdialo bien y considéralo tú mismo!

Instagram

Al igual que twitter, esta red es esencial para algunos y superficial para otros. Un negocio de fontaneros quizás no tenga mucho interés en mostrar la última tubería que ha cambiado. Un hotel o una tienda de joyería, al contrario, debe posicionarse en Instagram para enseñar a su público los productos o servicios que ofrece. Es una manera de atraer clientes a través de imágenes atractivas e ilustrativas. Es muy utilizado en el mundo de la moda, como explicamos en uno de nuestros posts anteriores.

Página web

Es la imagen de tu empresa o negocio en internet así que más te vale tener un look&feel impecable y contenidos interesantes que representen 100% a tu marca. Está claro que supone más trabajo que crear un perfil en una red social, sin embargo, es una herramienta básica para posicionarte en Google (junto con el blog), sin duda el jefe supremo y tu mejor amigo en el mundo del marketing digital.

Blog

Sé muy bien que escribir un blog de forma continua puede volverse un coñazo. Si tengo una empresa de arquitectura, ¿de verdad tengo que escribir un post por semana sobre algo relacionado a la arquitectura? Pues, eso sería suyo, sí. El blog ayuda muchísimo a posicionar tu empresa o tu marca en internet, para que tu página web aparezca en los primeros resultados de búsqueda de Google u otro motor de búsqueda. A Google le gusta la constancia, la calidad y los artículos con enlaces y con contenido relevante con tu negocio. Por ello, un blog es muy necesario.

Ahora bien, aunque un sector te pueda parecer muy estrecho, muchas veces no lo es. Por ejemplo, un blog de arquitectura te abre las puertas del mundo del diseño, de la construcción, de la arquitectura por el mundo, de las tendencias… no solamente se reduce a lo que tú estás haciendo con tu propia marca.

Está claro que estas cuatro o cinco herramientas tienen que ser muy coherentes entre ellas en cuanto al contenido, al diseño, a la imagen de marca y a la manera de hablarle a tu público.

¿Oído cocina?

¡Ah! Por cierto, nosotras somos las mejores para ayudarte a crear una página de ensueño y contar al mundo tu marca a través de unas redes sociales estupendas y un blog.

¿A qué esperas para contactarnos? 😉

snapchat_blog_madetheagency

Señores, parece que ha llegado Snapchat para quedarse en el top 3 de las apps del momento.

Si aún no eres usuario de esta nueva red social estate muy atento porque tras este post vas a tener muy claro si es, o no, una aplicación para ti.

Cada vez más marcas y personajes públicos del mundo digital crean su cuenta de Snapchat y la comparten al mundo para captar nuevos usuarios. Eso llamó mi atención y tras descargármela un día y no saber por donde pillarla dije… Ya está bien, ¿¡qué mierda es esto de Snatchap y cómo se usa!?

Lo primero de todo es saber que ésta es la app estrella de los millenials, (según la Wikipedia: cohorte demográfica que sigue a la Generación X) vamos, la muchachada entre los quince y veintipocos años, aunque llega hasta los treintacinco según la definición oficial.

Como bien dice el nombre es un app para chatear, o hablar con los amigos o conocidos, pero se diferencia de la conocida Whatsapp en varias cosas: sólo puedes enviar fotos o vídeos y este contenido caduca. Es decir, no se queda almacenado en el móvil de la persona a la que se lo mandas sino que desaparece a los pocos segundos de su visualización, y estos segundos los decide quien envía el mensaje. Mola ¿verdad?

¿Y qué tiene de especial esta app que la hace tan apetecible para los adolescentes?

Uno, es una app diferente al resto, por lo cual ya genera una atracción especial, y un uso y público distinto. Nace una nueva forma de comunicarse.

Dos, la rapidez y naturalidad con la que se envían los contenidos la hacen única y mucho más cercana. No hace falta hacerse doscientas fotos hasta dar con un perfil o ángulo perfecto como pasaría en Instagram, sino que su uso es mucho más informal y directo. Total, el mensaje dura sólo uno segundos. ¡Es la diversión de lo efímero!

Tres, no están los padres. Que tu madre dé a Me Gusta a todas tus publicaciones ‘no es bien’, y tampoco que comente lo guap@ que estás en las fotos de tus amigos. Esa vergüencilla que a veces sentimos no existe en esta red social ya que no hay adultos observando… ¡viva la libertad!

Cuatro, sexting. ¿Ein? Sí, las imágenes y vídeos no se quedan guardados en ningún lado, por lo que… podemos hacer el guarrete, y enviar fotos o vídeos picantes que durarán sólo unos segundos antes de desaparecer para siempre.

Por todo esto y mucho más, Snapchat se ha convertido en un caramelito por el que se pelean los peces gordos de internet, entre ellos Mark Zuckerberg, al que le han rechazado una irresistible oferta de 3000 millones de dólares por la aplicación.

100 millones de usuarios activos, más de 6000 publicaciones de nuevos vídeos cada día y más de 5 billones de visualizaciones confirman el éxito de esta red social.

Ahora es tu turno, ¿te unes al mundo Snapchat? Mamá, tú no.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies