junio 2013

Definición de experiencia: ‘una forma de conocimiento o habilidad derivados de la observación, de la participación y de la vivencia de un evento o proveniente de las cosas que suceden en la vida.’

Definición de experto: ‘una persona reconocida como una fuente confiable de un tema, técnica o habilidad cuya capacidad para juzgar o decidir en forma correcta, justa o inteligente le confiere autoridad y estatus por sus pares o por el público en una materia especifica.’

Hoy en día la experiencia se demuestra con el trabajo diario, y ser experto en algo es el fruto de muchas horas de esfuerzo, investigación personal y sobretodo constancia.

Creo que estamos de acuerdo en que tener hambre no te convierte en un hambriento, ni tener dinero significa que seas una persona adinerada, por lo tanto, y aquí es donde quería llegar… todos coincidimos en que tener experiencia en algo no te convierte en experto en esa materia.

Si no, yo sería una experta cocinera, una experta escaladora, una experta jardinera, una experta en matemáticas, una economista experta, una experta jugadora de ajedrez o una experta ceramista.

Me gustaría conocer el punto exacto en el cual uno se considera experto a sí mismo en alguna materia específica, ¿qué porcentaje de conocimientos o habilidades es requisito indispensable para merecer ser llamado experto en algo? ¿un 90% o un 80%? ¿y si los conocimientos o habilidades no son medibles?

A donde quiero llegar es al caso específico de las redes sociales, ya que la tendencia en estos días es que cualquiera se declara ‘Experto en redes sociales’ y cuando digo cualquiera es… cualquier persona con un poco de morro, un ordenador y un perfil personal en Facebook. Es cierto que no se necesita mucha agudeza y experiencia para crear un perfil profesional para una empresa, pero sin lugar a duda uno no es un experto, como he argumentado al principio, solamente por eso.

¿Entonces qué es ser experto en redes sociales?
Para mí y según mi experiencia, ser experto en redes sociales significa estar al día en las últimas tendencias, conocer todas las redes sociales y sus aplicaciones, investigar cada día diferentes usos y probar nuevas estrategias, tener éxito y errar, ser capaz de generar reacciones planificadas en los usuarios, además de saber convertir cualquier marca en amigable para la gente y hacer que todas estas acciones desemboquen en una mejora económica para la empresa.

Así que querid@s amig@s, ya sabéis, si una noche de guateque se os acerca alguien a querer seduciros y sale con eso de ‘Yo soy experto en redes sociales’ (lo de ser piloto o médico ya está pasado de moda) hacerle alguna pregunta más ‘experta’, como por ejemplo qué opina sobre ‘Branch y Medium’ y si no puede responderos lo habéis desenmascarado, seguro que es tan sólo un/a piloto o médico, quién sabe hasta donde puede llegar la inventiva de algun@s en estos días.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies